Jueves, 10 de Enero de 2008

Los ecologistas piden tarifas eléctricas progresivas

Una propuesta legislativa pretende disminuir el consumo energético primario en un 1%

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·10/01/2008 - 08:00h

Una tarifa eléctrica "progresiva y escalonada por nivel de consumo" para que los que más consuman, más paguen. Ésta es una de las medidas incluidas en la proposición de ley elaborada por Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV) y Los Verdes, Comisiones Obreras y las organizaciones ecologistas Greenpeace, WWF/Adena y Ecologistas en Acción, que se debatirá en el Congreso de los Diputados la próxima legislatura. La propuesta legislativa, presentada el miércoles, pretende disminuir el consumo energético primario en un 1% anual para conseguir una reducción del 20% en 2020 respecto a 2005.

Los ecologistas creen que en el precio de la electricidad deberán especificarse "los costes ambientales de las energías sucias" para que el consumidor pueda elegir el tipo y cantidad de energía. En esta línea, se prevé la creación de nuevos impuestos que eleven el precio final de la electricidad para desincentivar el derroche.

Además, la propuesta pretende que las vitrocerámicas, hornos, calderas y estufas eléctricas y, en general, equipos de uso doméstico sólo tengan categoría A, la máxima eficiencia energética del mercado, a partir del 1 de enero de 2012. Los firmantes quieren también prohibir las bombillas convencionales y halógenas, que tienen una eficiencia menor de 25 lumen por vatio, en 2010; los calefactores en las terrazas de los restaurantes; y los aparatos que consuman en modo de espera (stand by) más de un vatio.

Criterios bioclimáticos

Otra de las actuaciones para reducir la factura energética es evitar que los nuevos edificios cuenten con aire acondicionado, y que los nuevos edificios se diseñen con criterios bioclimáticos "sin necesidad de sistemas artificiales de aire acondicionado".

Un capítulo extenso de la proposición de ley está dedicado a la iluminación exterior. Todas las farolas deberán dirigir la luz hacia abajo con el objetivo de protección de la calidad del cielo y el derecho a ver las estrellas. Estarán prohibidos los cañones de luz convencional y láser, y sólo se podrán iluminar edificios con un valor artístico, histórico o monumental, y nunca comercial. La iluminación navideña y de escaparates estará limitada en intensidad y horarios. Y las luces en vallas publicitarias quedarán prohibidas a partir de 2010.

Los semáforos convencionales también deberán sustituirse por otros más eficientes de tecnología LED antes de 2011, según el texto. La iniciativa legal tiene como finalidad el ahorro energético, y el uso de renovables y de tecnologías más eficientes.

Noticias Relacionadas