Miércoles, 9 de Enero de 2008

Mike Newell reconoce que filmar "El amor en los tiempos del cólera" era "un reto casi imposible"

EFE ·09/01/2008 - 15:43h

EFE - La actriz Alicia Borrachero, una de las protagonistas de la película "El amor en los tiempos del cólera".

El cineasta inglés Mike Newell ha presentado en Madrid su nueva película, "El amor en los tiempos del cólera", un proyecto que se había convertido en "un reto casi imposible" y "una necesidad vital", y que protagonizan Javier Bardem y Giovanna Mezzogiorno.

"Adaptar esta obra, para mi una de las grandes historias de amor de la literatura mundial, fue fantásticamente difícil, y hasta que comprendí que no podía abarcar todo, no conseguimos la mejor versión", ha explicado Newell, quien ha dirigido cintas como "Cuatro bodas y un funeral" (1994) y "Harry Potter y el cáliz de fuego" (2005).

El filme, que se estrenará el próximo 18 de enero y que está rodado en inglés, relata la historia de amor entre Florentino Ariza y Fermina Daza, pero, sobre todo, habla de la fidelidad "no convencional" y de la esperanza que mantiene su protagonista, Bardem en la pantalla, que espera cincuenta años a su único y verdadero amor.

"Conjugar la dualidad entre el amor ideal y las más de 600 mujeres con las que se acuesta el personaje, fue un pequeño problema al principio para Bardem, hasta que comprendió que Fermina era como una cometa que guiaba las otras relaciones, que no le hacían feliz pero eran totalmente necesarias", ha explicado el director de "Donnie Brasco" (1997).

Por su parte, la actriz Giovanna Mezzogiorno ha afirmado sobre el actor español, que se encuentra de promoción en Estados Unidos por su candidatura a los Globos de Oro, que trabajar con él ha sido "una lección".

"Es consciente de su enorme potencial y lo lleva al personaje, que se convierte para él en una obsesión. Además es tremendamente generoso y me ha ayudado mucho, algo que no es muy normal en una estrella", ha añadido la italiana, premiada en el 2005 en el Festival de Cine de Venecia.

Para la actriz, que debe interpretar a una Fermina de 15 y 70 años, lo más difícil fue conseguir el movimiento óptimo que su personaje necesitaba para cada edad, para lo que estuvo entrenándose con un experto cerca de un mes antes del rodaje, realizado en Cartagena (Colombia).

Tras varios años intentando comprar los derechos de la obra, Newell consiguió por fin que García Márquez accediese a su proyecto y mantuvo con él varias entrevistas, telefónicas siempre, ya que el escritor colombiano se trataba de sus problemas de salud entre México y Los Ángeles.

Cuando le enseñó el primer borrador del guión, realizado junto a Ronald Harwood (Oscar por "El Pianista"), Márquez les instó a no ser tan fieles a la novela e intentar retratar más en profundidad su pulso y su técnica.

"Márquez escribe como si hiciese bordados, capa a capa, de modo que va hilando personajes y situaciones que se dejan traslucir en las siguientes. Necesité comprender cómo escribe para dar vida al proyecto", ha afirmado Newell, quien añadió que los consejos del Nobel fueron "como una Biblia" para él y que le consta que el resultado final ha sido de su agrado.