Archivo de Público
Viernes, 17 de Diciembre de 2010

Gran Bretaña es la capital europea de la tuberculosis: estudio

Reuters ·17/12/2010 - 16:51h

Por Kate Kelland

Gran Bretaña es el único país de Europa occidental con tasas crecientes de tuberculosis y en Londres los casos de la enfermedad alguna vez apodada "plaga blanca" aumentaron casi un 50 por ciento desde 1999, mostró el viernes un estudio.

El Reino Unido presenta más de 9.000 diagnósticos de tuberculosis (TB) anuales y el problema se está volviendo particularmente agudo en la capital, que representa al 40 por ciento del total de casos, indicaron los investigadores.

Alimuddin Zumla, un experto global en TB del University College de Londres, dijo que la situación en Londres le recordaba los brotes de TB resistente a múltiples medicamentos que se produjeron en Estados Unidos en la década de 1990 y cuyo control requirió una gran inversión financiera.

La TB -antiguamente denominada la "plaga blanca" por el tono pálido en que se pone la piel de los que la padecen- podría regresar con una clara prevalencia sobre las zonas más pobres.

"Las malas condiciones de vivienda, la ventilación inadecuada y el hacinamiento son causas de las mayores tasas de incidencia de TB en ciertos municipios de Londres", señaló Zumla en un comentario sobre el estudio, publicado en la revista Lancet Infectious Diseases.

El experto dijo que en Gran Bretaña, al igual que en todos los países de Europa, la enfermedad se concentra sobre todo en los grupos de alto riesgo, como los inmigrantes y refugiados, las personas sin hogar, los consumidores de drogas, los prisioneros y quienes portan el virus del sida.

Un informe reveló el mes pasado que los casos de TB en el Reino Unido llegaron a su mayor nivel en 30 años durante el 2009, con 9.040 diagnósticos, y que la cantidad de casos de TB resistente a los fármacos casi se duplicó en la última década.

Hasta un tercio de las personas en todo el mundo está infectada con la bacteria que causa la TB, pero sólo un pequeño porcentaje desarrolla alguna vez la enfermedad.

Investigaciones han demostrado que las personas con problemas de abuso de sustancias y aquellas que viven en comunidades aisladas o de difícil acceso son más propensas a la enfermedad que la población en general.

La epidemia de sida aumentó la cantidad de casos de TB a nivel global a fines de la década de 1980 y durante los 90, dado que la inmunosupresión que genera el VIH puede hacer a una persona más susceptible a la TB.

Los pacientes pueden desarrollar formas de TB resistentes a los medicamentos como resultado de contraer esa cepa rebelde de otra persona o por no completar o realizar el tratamiento incorrectamente.

Este estudio reveló que el aumento en el número de casos de TB observado en Gran Bretaña se ha dado fundamentalmente en grupos de personas no nacidas en tierra anglosajona, pero en su mayoría no se trata de inmigrantes nuevos.

El 85 por ciento de los casos fue en personas extranjeras que viven en el Reino Unido hace dos años o más, y casi la mitad hace cinco años o más, lo que indica que la enfermedad no está siendo importada de otras regiones.