Archivo de Público
Viernes, 17 de Diciembre de 2010

Vacuna gripe de GSK supera a la de Baxter en estudio británico

Reuters ·17/12/2010 - 14:53h

Por Kate Kelland

Un estudio comparativo sobre las vacunas contra la influenza H1N1 de GlaxoSmithKline y Baxter reveló que la del laboratorio GSK generó una respuesta inmune más rápida y fuerte y era más proclive a brindar mejor protección.

Investigadores británicos dijeron el viernes que su estudio también halló que la vacuna de GSK Pandemrix, contra la llamada gripe porcina o H1N1, que contiene un químico adyuvante llamado AS03, podría proteger a la mayoría de los adultos y los jóvenes con una sola dosis.

En el caso de las personas mayores se requerirían dos aplicaciones de Pandemrix.

El uso de adyuvantes, diseñados para mejorar la respuesta inmune del cuerpo ante una vacuna, han dividido a las autoridades de Europa y Estados Unidos.

Los adyuvantes fueron ampliamente utilizados en Europa el año pasado para lidiar con la pandemia de influenza H1N1.

En Estados Unidos, en cambio, los funcionarios de salud mantuvieron la línea de formulaciones sin adyuvantes usadas en las vacunas de la gripe estacional, fundamentalmente por el tema de que las personas no confíen en las inmunizaciones con el químico adicional.

Karl Nicholson de la University of Leicester, que dirigió el estudio, dijo que sus hallazgos sugieren que las vacunas con adyuvantes eran más proclives a brindar protección más temprana y efectiva.

"El trabajo que realizamos claramente muestra que la vacuna con adyuvante es más inmunogénica", señaló el científico durante una entrevista telefónica. Y añadió: "Eso probablemente brindaría una protección más temprana, o mejor protección, a más personas".

Pandemrix, que es producida a través del uso de huevos de gallina, fue escogida como la vacuna estándar en Gran Bretaña durante la pandemia de gripe H1N1, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró terminada en agosto de este año.

La vacuna de cultivo celular de Baxter, llamada Celvapan, también se empleó en el Reino Unido pero se reservó para las personas con alergia al huevo.

El equipo de Nicholson estudió a 347 personas de tres hospitales británicos entre octubre y noviembre del 2009. Los participantes fueron agrupados por edades: de 18 a 44 años, de 45 a 64 años y de 65 años o más; a los que administraron dos dosis de Pandemrix o Celvapan, con 21 días de intervalo.

Se tomaron muestras de sangre antes de la vacunación y semanalmente después de cada dosis, para medir los cambios en los niveles de anticuerpos.

Los resultados, publicados en la revista The Lancet Infectious Diseases, mostraron que la vacuna con adyuvante generó una respuesta inmune mucho mayor y logró más aumentos en los niveles de anticuerpos que la inmunización de Baxter en todos los grupos etarios, y este efecto persistió hasta seis meses después de la vacunación.