Miércoles, 9 de Enero de 2008

Caixa Catalunya revisa a la baja el crecimiento del PIB catalán hasta el 2,8% en 2008

EFE ·09/01/2008 - 15:00h

EFE - Caixa Catalunya ha revisado a la baja la previsión de crecimiento del PIB catalán hasta el 2,8% en 2008 ante la desaceleración del consumo interno y de la inversión residencial.

Caixa Catalunya ha revisado a la baja la previsión de crecimiento del PIB catalán hasta el 2,8% en 2008 ante la desaceleración del consumo interno y de la inversión residencial, y los efectos negativos inducidos por la crisis financiera internacional.

Estos elementos negativos sólo se verán contrarrestados parcialmente por las relativamente buenas expectativas de la inversión productiva y de las exportaciones de bienes y servicios, según el informe semestral sobre la situación y las perspectivas de la economía catalana elaborado por el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Josep Oliver por encargo de Caixa Catalunya.

La corrección inmobiliaria será una de las tónicas de este año, ya que el estudio prevé una destrucción de puestos de trabajo en este sector, sobre todo en el segundo semestre, y un descenso del 22,2% en el volumen de viviendas libres iniciadas respecto al ejercicio pasado.

"No estamos de ningún modo en una situación de crisis y recesión", ha puntualizado el responsable del informe, antes de recordar que la economía catalana alcanzó "máximos históricos" en 2005 y 2006, y que Europa está "en un buen momento", dentro de las dificultades vinculadas a la falta de liquidez en los mercados internacionales.

La economía catalana finalizará 2007 con un crecimiento del PIB del 3,7%, tasa similar a la de 2006, mientras que este año 2008 se espera una moderación, con un alza que oscilará entre el 2,2% del peor escenario previsto y el 3,2% del mejor de los casos, lo que dependerá sobre todo de la evolución de la economía estadounidense.

La segunda caja de ahorros catalana estima un crecimiento del PIB en Cataluña del 3,1% en el primer semestre de 2008 y una profundización de la desaceleración en la segunda mitad del año, con un alza del 2,5%.

Los precios de los pisos, que subieron una media del 6,9% en 2007, se incrementarán a un ritmo del 4,6% en 2008 debido a los últimos aumentos de los tipos de interés, a la menor creación de empleos y al impacto de la crisis crediticia.

En cuanto a la industria, otro de los pilares económicos de Cataluña, se prevé una moderación de su actividad, con un aumento del 1,9%, frente al 2,4% estimado al cierre de 2007.

También incidirá el menor dinamismo de la demanda interna, que después de un aumento del 4,6% en 2006, desacelerará hasta el 4,4% en 2007 y hasta el 3,4% en 2008, con el consumo público y la inversión productiva como componentes más dinámicos.

En el ámbito de la demanda externa, después de un aumento de las exportaciones previsto para el conjunto de 2007 del 3,7%, se espera una cierta recuperación en el presente ejercicio (+4,7%).

Estos indicadores suponen un reajuste de las bases del crecimiento "en el sentido deseado" para una economía desarrollada como la catalana, debido a la menor dependencia del consumo interno y del sector de la construcción, en palabras de Oliver.

La preocupación de cara a los próximos meses se centra en un posible ajuste excesivo causado por los efectos exteriores, aunque lo que se conoce de la evolución de la economía estadounidense y de la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime) "no apunta a una recesión profunda", según el responsable del estudio.

El empleo en 2008 crecerá a un ritmo del 1,8% -lo que se traducirá en la creación de 65.000 nuevos puestos de trabajo en Cataluña-, una tasa considerada "sólida" por el catedrático de la UAB, sobre todo si se compara con la de países como Alemania y Francia.