Miércoles, 9 de Enero de 2008

La feroz lucidez de Ionesco llega al María Guerrero con "Delirio a dúo"

EFE ·09/01/2008 - 15:24h

EFE - El escritor Eugene Ionesco en una foto fechada en octubre de 1985.

Una pareja en permanente conflicto canaliza la ironía crítica del dramaturgo Eugene Ionesco en "Delirio a dúo", montaje que llega mañana al María Guerrero del Centro Dramático Nacional (CDN) y que muestra a un matrimonio que se aisla con su propia relación de una amenaza externa.

Esta "comedia de terror" de Ionesco, tal y como definió hoy ante los medios Salva Bolta, encargado de la dirección y adaptación de la misma, "invita al espectador a asomarse a las miserias propias de la vida cotidiana" a través de un matrimonio interpretado por Gerardo Malla y Jeannine Mestre que permanecerá en el teatro madrileño hasta el próximo 17 de febrero.

Ambos huyen de un tercer personaje, una amenaza externa, que en esta ocasión es la guerra, y permanecen en el "microuniverso" que su unión ha creado en el salón de su casa, "el lugar favorito de Ionesco para mostrar estas miserias", apuntó Bolta.

"Delirio a dúo", un texto del teatro del absurdo muy posterior y no tan conocido como lo es "La cantante calva" -obra cumbre de Ionesco-, demuestra que "el absurdo está en la vida", aseveró el actor Gerardo Malla, y que este género encierra "una reflexión profunda" que, además, "bien podría considerarse hoy día teatro hiperrealista", añadió Salva Bolta.

"En ningún caso 'Delirio a dúo' encarna una guerra de sexos, sería una lectura muy fácil de un texto cuya reflexión es imposible de encasillar", aseguró Malla mientras que su compañera de reparto, Jeannine Mestre, destacó el libreto como "una brillante parodia de los distintos géneros teatrales cuya sofisticación intelectual contrasta con su enorme sentido del humor".

Es en definitiva la historia de "un conflicto permanente y lo que ocurre a las personas cuyas vidas están atravesadas por él", según su director, que Inesco aborda "sin la intención de ser juez, sino testigo aunque, en cierto modo, condene a estos dos personajes desde un pesimismo por el que cree que todo es vano" y para el que los responsables de este montaje han intentado buscar "una pequeña línea de esperanza".