Archivo de Público
Jueves, 16 de Diciembre de 2010

La hipotermia eleva el riesgo de muerte luego de un traumatismo

Reuters ·16/12/2010 - 18:38h

Por Will Boggs

La hipotermia accidental, común después de un traumatismo grave, triplica el riesgo de muerte, según publicó un equipo de Australia en la revista Resuscitation.

"El mensaje para todos los profesionales de la salud especializados es que deben reconocer la gravedad de la hipotermia accidental en las víctimas de traumatismos graves e implementar medidas para evitar la pérdida de calor y darle prioridad a la temperatura corporal de los pacientes con hipotermia identificada", dijo la doctora Sharyn Ireland, de la Alfred Health and La Trobe University, en Melbourne.

El equipo de Ireland investigó la incidencia de la hipotermia accidental en 732 pacientes adultos que habían sufrido un traumatismo mayor y comparó la evolución de pacientes con y sin hipotermia.

"Nos sorprendieron los resultados cuando comenzamos este trabajo hace unos cinco años. Los datos retrospectivos (...) demostraron una alta incidencia de la hipotermia accidental en nuestros pacientes con traumatismos mayores", dijo Ireland.

"Luego de dos estudios previos sobre el conocimiento del personal sobre la hipotermia en los traumatismos graves, y de poner en práctica una guía clínica para mejorar el control y el manejo de la hipotermia, quedamos mejor posicionados para investigar prospectivamente la incidencia del problema en nuestros pacientes", explicó.

Noventa y siete pacientes (el 13,25 por ciento) sufrieron hipotermia al llegar al centro de emergencias y trauma; 88 habían sido derivados directamente desde la escena de la lesión.

En un análisis de regresión logística multivariante, la hipotermia estuvo independientemente asociada con 3,44 veces más riesgo de muerte. Otros factores con el mismo efecto sobre ese riesgo fueron la intubación prehospitalaria, las lesiones por quemaduras mayores, las caídas, la edad, la coagulopatía y un mayor nivel de gravedad de las lesiones.

La intubación prehospitalaria, el invierno y una baja presión sistólica a la llegada al hospital estuvieron independientemente asociados con un mayor riesgo de desarrollar hipotermia, mientras que haber tenido un accidente en motocicleta, llegar al hospital con una mayor frecuencia respiratoria y las caídas disminuyeron el riesgo de desarrollar hipotermia.

"A partir de este estudio, reconocemos que, para mejorar la temperatura de un paciente con hipotermia al llegar al hospital, las medidas para evitar la pérdida de calor corporal y normalizarlo deberían comenzar en el entorno prehospitalario y tan pronto como sea posible desde el momento del traumatismo", agregó Ireland.

La temperatura corporal, señaló, "debe registrarse al momento de tomar los primeros datos de estos pacientes y las medidas para normalizarla deben controlarse mediante un registro reiterado de valores si se busca obtener alguna mejoría".

"Es extremadamente difícil recalentar a los pacientes que pierden temperatura; por lo tanto, para reducir los riesgos, hay que mantenerlos cubiertos con una manta y administrarles líquidos calientes de manera intravenosa", continuó.

Además, a todos los pacientes con hipotermia accidental se les debería aplicar calentamiento con aire forzado. "Otra prioridad es llevar al paciente a un centro especializado de Nivel 1", finalizó la autora.

FUENTE: Resuscitation, 2010