Archivo de Público
Jueves, 16 de Diciembre de 2010

Irak desarrollará medicina nuclear tras fin prohibición ONU

Reuters ·16/12/2010 - 18:16h

Por Khalid al-Ansary y Waleed Ibrahim

Irak buscará reiniciar su programa de medicina nuclear y podría construir un reactor nuclear para electricidad ahora que Naciones Unidas puso fin a casi dos décadas de sanciones, dijeron ministros del Gobierno el jueves.

El Consejo de Seguridad de la ONU le dio luz verde el miércoles a Irak para desarrollar un programa nuclear civil, terminando una prohibición de 19 años que se remontaba a la era de Saddam Hussein y buscaba evitar que el país desarrollara armas atómicas.

El ministro de Salud, Saleh al-Hasnawi, dijo que Irak desarrollaría medicinas de origen nuclear utilizadas ampliamente en otros países. La eliminación de la restricción permitirá a Irak importar los químicos y la tecnología nuclear necesaria para esos programas.

La medida de la ONU también permite que Irak vuelva a desarrollar reactores nucleares, pero el ministro de Ciencia y Tecnología Raed Fahmy dijo que se necesitaría un estudio completo para que el Gobierno pueda tomar una decisión.

"La pregunta aquí es, ¿queremos entrar a la arena de tener una planta electro-nuclear? Sí, es un proyecto aceptable y esta opción se ha convertido en la alternativa de muchos países en el mundo, especialmente debido a que el mundo busca producir energía limpia", declaró a Reuters.

Irak sufre una escasez de electricidad y posee actualmente la capacidad de generar cerca de 9.000 megavatios. La red nacional abastece de energía por apenas unas horas al día.

En su esfuerzo por reconstruirse tras años de guerras y sanciones, Irak espera triplicar su capacidad a unos 27.000 megavatios en cuatro años.

Aviones israelíes bombardearon el reactor nuclear iraquí Osirak en 1981.

Fahmy dijo que Irak aún tenía conocimiento nuclear propio. "Irak posee capacidades humanas y científicas que le permitirán explorar estos campos (nucleares). Sin duda, necesitamos desarrollar esas capacidades y recursos", sostuvo.

Antes de la invasión de Irak en el 2003, Estados Unidos y Gran Bretaña acusaron a Saddam Hussein de revivir un programa de armas nucleares, acusaciones que terminaron siendo erróneas.