Archivo de Público
Jueves, 16 de Diciembre de 2010

Tribunal DDHH falla contra Irlanda en caso aborto

Reuters ·16/12/2010 - 17:38h

Por Gilbert Reilhac

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló el jueves contra Irlanda por impedir que una lituana que sufría cáncer abortara.

El tribunal de derechos humanos, en una sentencia definitiva, halló que Irlanda no había respetado la intimidad y los derechos familiares de la mujer lituana, que vivía en Irlanda y cuyo cáncer estaba en remisión en aquel momento.

El tribunal, situado en la ciudad francesa de Estrasburgo, ordenó a Irlanda pagar 15.000 euros en daños.

La mujer tuvo que viajar a Reino Unido, donde las leyes son más liberales, para finalizar su embarazo.

El aborto ha sido durante décadas un asunto conflictivo en Irlanda, donde está en vigor una de las normas más estrictas de Europa, que limita las interrupciones del embarazo a los casos en que hay peligro de muerte para la madre.

El tribunal europeo dijo que Irlanda no había asegurado el derecho legal de la mujer lituana a acabar con su gestación.

"El tribunal concluyó que ni las opciones de consulta médica o de litigación, en las que se apoya el Gobierno irlandés, constituyen procesos accesibles y efectivos que le permitieran establecer su derecho a un aborto legal en Irlanda", dijo el comunicado sobre el fallo.

El tribunal rechazó la apelación de otras dos mujeres, ambas irlandesas, que también viajaron a Reino Unido en el 2005 para abortar.

desempleada, ex alcohólica y con depresión - vivía en la pobreza y estaba tratando de recuperar la custodia de sus cuatro hijos de los servicios sociales cuando se quedó embarazada. La otra no quería ser madre soltera y temía un embarazo extrauterino.

Ronan McCrea, profesor de derecho de la Universidad de Reading, en Reino Unido, que ha seguido el caso, dijo que el Gobierno irlandés había dilatado abordar los derechos del aborto desde que una sentencia a principios de los 90 reabrió el debate.

En el denominado caso "X" de 1992, el Tribunal Supremo de Irlanda revocó una sentencia que impedía abortar a una niña de 14 años que había sido violada. Eso llevó a la celebración de dos referéndum que desembocaron en el derecho a recibir información y a viajar para abortar.

Entre 1980 y finales de 2009, al menos 142.060 mujeres en Irlanda se desplazaron para abortar a Inglaterra y Gales, que están a una pequeña distancia en ferry, según la Asociación de Planificación de la Familia Irlandesa (IFPA).

Las mujeres en Polonia también sufren leyes estrictas. Las estadísticas oficiales muestran que se practican varios cientos de abortos anualmente pero activistas pro-aborto estiman que cientos de miles se llevan a cabo de manera clandestina o en el extranjero, algunas veces en malas condiciones.

España ha cambiado recientemente su legislación para facilitar que las mujeres puedan abortar conforme a la ley, pero algunas regiones se han negado a que sus hospitales públicos los lleven a cabo.