Archivo de Público
Jueves, 16 de Diciembre de 2010

Indicadores genéticos harían más preciso el test prostático

Reuters ·16/12/2010 - 16:19h

Por Ben Hirschler

Científicos hallaron una forma de personalizar un test común del cáncer prostático a través de la observación de ciertas variaciones genéticas, lo que podría hacer más precisa la predicción del riesgo de un hombre de desarrollar la enfermedad.

El control que emplean los análisis del antígeno prostático específico (PSA) en sangre es controvertido porque es difícil definir cuáles son los niveles normales, por lo que el cáncer a veces permanece sin detectar mientras que en otros casos se producen falsos positivos.

Mejorar la precisión del test personalizándolo según perfiles genéticos individuales podría detectar a más hombres con cáncer que actualmente no logran identificarse y evitar biopsias innecesarias en aquellos con bajo riesgo, informaron los investigadores.

En un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine, un equipo dirigido por expertos de Islandia dijo que descubrió varias mutaciones del ADN, conocidas como SNP, que afectan los niveles sanguíneos contextuales de PSA.

William Catalona, profesor de urología de la Northwestern University en Illinois -que desarrolló el test de PSA original y ahora participó del estudio-, dijo que estaba claro que algunos hombres tenían naturalmente niveles elevados o bajos de PSA, al igual que algunos varones son altos y otros bajos.

El de próstata es el cáncer más común en los hombres de los países occidentales y causa la muerte de 250.000 varones cada año en todo el mundo, aún cuando puede curarse exitosamente si se trata tempranamente.

Los médicos suelen recomendar una biopsia prostática en los hombres con PSA por encima de cierto umbral, aunque los niveles varían mucho y pueden aumentar por razones no relacionadas con el cáncer.

Más de un tercio de los varones con niveles de PSA por encima de 10 nanogramos por mililitro, por ejemplo, no tienen evidencia de cáncer de próstata, mientras que algunos con niveles por debajo de 2,5 sí lo poseen.

En el futuro, evaluar las variaciones genéticas que afectan los niveles de PSA de base podría permitir crear herramientas mucho más precisas en términos individuales.

Decode Genetics, compañía biotecnológica con sede en Reikiavik cuyos investigadores identificaron los cambios SNP después de estudiar los registros de miles de hombres, dijeron que planean incorporar los nuevos indicadores en sus pruebas prostáticas diagnósticas.