Miércoles, 9 de Enero de 2008

El embajador de Marruecos retoma su actividad y destaca la "madurez" de las relaciones

EFE ·09/01/2008 - 08:09h

EFE - El embajador de Marruecos en España, Omar Azziman, responde hoy a las preguntas de los periodistas tras regresar ayer a Madrid.

El embajador de Marruecos en España, Omar Azziman, ha destacado hoy, al retomar su actividad en Madrid, la "madurez" y la "calidad" de las relaciones entre los dos países, que han permitido superar el "desencuentro" que provocó la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla, y por la que fue llamado a consultas.

En su primer día de trabajo tras regresar de Marruecos, Omar Azziman se ha reunido con sus colaboradores en la sede de la embajada, y ha manifestado a los periodistas que su misión desde hoy será trabajar para "mirar al futuro", "superar las dificultades existentes" y "seguir avanzando" para mejorar las relaciones.

En su opinión, su regreso pone de manifiesto la "madurez" y la "calidad" de las relaciones hispano-marroquíes, que se ha demostrado que pueden sobreponerse a "desequilibrios" como el que motivó su llamada a consultas.

Con motivo de su retorno a España, el embajador marroquí será recibido esta tarde por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la sede del ministerio.

Azziman fue requerido por las autoridades marroquíes el pasado 2 de noviembre, tres días antes de que los Reyes iniciaran su primera visita en 32 años de reinado a las dos ciudades autónomas, cuya soberanía reivindica el Gobierno de Rabat.

Un escueto comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí anunció el pasado lunes el "inmediato" regreso de Azziman.

Esta decisión se tomó cinco días después de que Moratinos entregara en Rabat a su homólogo marroquí, Taib Fassi Fihri, una carta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para el rey Mohamed VI.