Archivo de Público
Miércoles, 15 de Diciembre de 2010

La prohibición de fumar beneficia a los niños asmáticos

Reuters ·15/12/2010 - 15:51h

Por Amy Norton

Los niños asmáticos que viven en áreas con leyes "libres de humo" sufrirían menos crisis de tos y sibilancias, según sugiere un estudio publicado en la revista Pediatrics.

Los autores hallaron que los niños y adolescentes de condados de Estados Unidos con leyes antitabáquicas no eran menos propensos a ser asmáticos que los niños de condados sin esas normas.

Pero los niños asmáticos sí eran menos propensos a informar crisis persistentes de sibilancias y tos nocturna si residían en condados libres de humo.

Los resultados, que surgieron de una encuesta de salud oficial, no prueban que las leyes de espacios libres de humo en sí sean la causa de aquel beneficio. Pero los autores pudieron detectar varios factores que explicarían la relación, como la etnia y el ingreso familiar.

"Un solo hallazgo no prueba la verdad. Pero nos acercamos bastante", dijo el doctor Gregory Connolly, director del Programa de Investigación del Control del Tabaco de la Escuela de Salud Pública de Harvard, y coautor del estudio.

Connolly dijo que los resultados coinciden con un estudio que demostró que las hospitalizaciones pediátricas por asma disminuyeron en Escocia luego de que en el 2006 se prohibiera fumar en oficinas y espacios públicos. Ese estudio se sumó a investigaciones previas que habían sugerido que la medida mejora la salud de los adultos.

"Cuando se aprueban leyes como estas, la crítica es que no se miden sus efectos", agregó Connolly. Con estos estudios, "se están asociando las políticas con sus efectos en la salud".

El equipo de Connolly examinó los datos de una encuesta nacional en Estados Unidos realizada entre 1999 y el 2006. Los padres de 8.800 niños de 3 a 15 años respondieron si a sus hijos se les había diagnosticado asma y qué gravedad tenían los síntomas.

El 10 por ciento de los niños tenía asma diagnosticada y el 21 por ciento vivía en un condado con por lo menos una ley de prohibición del tabaquismo en lugares de trabajo, restaurantes o bares.

El 12 por ciento de los niños asmáticos que vivían en un condado sin esa prohibición tenía sibilancias persistentes, tos crónica nocturna o usaba un remedio para controlar las sibilancias, comparado con el 8 por ciento de los chicos de condados con leyes de espacios libres de humo.

Tras considerar otros factores, como el ingreso familiar, la etnia y si las madres habían fumado en el embarazo, los niños con asma que vivían en condados libres de humo eran un tercio menos propensos a tener síntomas persistentes comparado con los chicos de otros condados.

FUENTE: Pediatrics, online 13 de diciembre del 2010