Archivo de Público
Miércoles, 15 de Diciembre de 2010

Cambio climático afecta la reproducción de salamandras: estudio

Reuters ·15/12/2010 - 14:15h

El cambio climático está afectando a los ciclos reproductivos de sapos y salamandras, reportaron el martes investigadores, en las primeras pruebas publicadas sobre este asunto en anfibios.

Los expertos documentaron que las dos especies estaban reproduciéndose en otoño pero más tarde que en años pasados, y otras dos a principios del invierno.

Su estudio, publicado en Proceedings of the Royal Society B, se suma a las crecientes evidencias de que el cambio climático está afectando a los animales.

Otros trabajos han mostrado que algunos pájaros en Norteamérica y Europa se están trasladando hacia el norte a medida que las temperaturas suben.

Brian Todd, de la Universidad de California, y sus colaboradores levantaron una red en torno a un humedal en Carolina del Sur hace 30 años, y atraparon en ella a animales que iban y venían.

"Analizamos 30 años de datos sobre el calendario reproductivo de 10 especies de anfibios (...) y hallamos las primeras pruebas de un retraso relacionado con el cambio climático", escribieron en su informe.

"También encontramos un adelanto en la reproducción en dos especies. Los ritmos de cambio en el calendario reproductor están entre los más rápidos registrados", añadió.

Los cambios coincidieron con un calentamiento promedio de 1,2 grados centígrados en las temperaturas nocturnas en el lugar.

"Nuestros resultados subrayan la sensibilidad de los anfibios a los cambios medioambientales y proporcionan un motivo de preocupación ante el cambio climático continuado", dijeron Todd y sus colaboradores.

La salamandra enana 'Eurycea quadridigitata' y la salamandra manchada 'Ambystoma opacum', ambas especies que se reproducen en otoño, llegaron más tarde para criar en los últimos años que al principio del estudio, según hallaron.

La salamandra atigrada 'Ambystoma tigrinum' y el sapo 'Pseudacris ornata', ambas especies que se reproducen en invierno, aparecieron antes para aparearse.

Otras seis especies de ranas y salamandras no cambiaron el calendario de reproducción, según la investigación.