Archivo de Público
Martes, 14 de Diciembre de 2010

Proteína revierte pérdida de memoria en ratones con Alzheimer

Reuters ·14/12/2010 - 13:35h

Por Julie Steenhuysen

Mejorar los niveles de una proteína relacionada con la memoria revirtió la pérdida de memoria en ratones con enfermedad de Alzheimer, un hallazgo que podría generar nuevos enfoques para tratar a las personas, informaron investigadores de Estados Unidos.

Los expertos indicaron que aumentar los niveles de la proteína CBP, necesaria para crear recuerdos a largo plazo, mejoró la memoria en ratones diseñados para desarrollar Alzheimer.

Se trata de una condición neurodegenerativa que afecta la memoria, el pensamiento, la conducta y la capacidad de realizar actividades cotidianas.

"Podemos revertir los déficit de aprendizaje y memoria aumentando el nivel de esta proteína llamada CBP", dijo Salvatore Oddo, del Centro de Ciencias de la Salud de la University of Texas en San Antonio, cuyo estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El autor señaló que impulsar la CBP en ratones restaura la actividad de una proteína denominada CREB y aumenta los niveles de otra, conocida como BDNF, todas proteínas necesarias para desarrollar la memoria a largo plazo.

"En un ratón que desarrolla síntomas como los de la enfermedad de Alzheimer, estas proteínas no están activadas", dijo Oddo en una entrevista telefónica. "Serían responsables del deterioro de memoria en esos ratones", añadió.

El equipo de Oddo empleó virus inofensivos para administrar la proteína, luego evaluaron el aprendizaje y la memoria en los ratones a través de un test clásico, en el cual el roedor debe encontrar una plataforma de salida escondida en un laberinto.

Los ratones con Alzheimer que recibieron la proteína se desempeñaron tan bien como roedores saludables.

"No mostraron más problemas de memoria. Aprendieron la tarea que se suponía que aprenderían y cuando evaluamos la memoria, recordaron lo que habían aprendido el día anterior", dijo Oddo.

Los ratones con Alzheimer que recibieron un placebo no lograron aprender y recordar la tarea.

La mayoría de los fármacos desarrollados para el Alzheimer se centran en detener o remover la acumulación de la proteína beta amiloide, que destruye las zonas donde las células cerebrales comparten la información.

Incrementar la CBP no alteraría la beta amiloide, pero haría más eficiente la formación de memoria.

"Las compañías farmacéuticas podrían teóricamente trabajar para encontrar un nuevo medicamento que facilite la expresión de esta proteína CBP", señaló Oddo.

La enfermedad de Alzheimer afecta a 26 millones de personas en todo el mundo y su tratamiento cuesta unos 604.000 millones de dólares.