Miércoles, 9 de Enero de 2008

Ópera y fuegos artificiales en la ceremonia de apertura de los JJOO

EFE ·09/01/2008 - 12:33h

EFE - El director chino Zhang Yimou.

Un espectáculo de unas tres horas y media en el que tendrán cabida la ópera tradicional china y los fuegos artificiales servirá para recorrer los 5.000 años de historia de China y para inaugurar los Juegos Olímpicos de Pekín.

Son los detalles que poco a poco va revelando Zhang Yimou, el director de cine más famoso de la historia de China y responsable de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos.

"Queremos crear solemnidad con excepcionales características chinas, plenas de efectos de alta tecnología e interacción con el público", dijo Zhang Yimou al diario "Chongqing Economics Times".

El primer ensayo general en el Estadio Olímpico construido para la ocasión, con todos los participantes vestidos como lo harán el día de la apertura de los Juegos, se llevará a cabo el 10 de julio.

A pesar de la gran cantidad de gente involucrada en la ceremonia, que será retransmitida por televisión a todo el mundo, muy pocos detalles se han filtrado al exterior, entre ellos el secreto fundamental: cómo el fuego olímpico encenderá el pebetero y quién tendrá el honor de ser el último relevista.

Según Jiang Xiaoyu, vicepresidente del Comité Organizador de Pekín 2008 (BOCOG), China no aspira a producir la mayor y mejor ceremonia de apertura de la historia de los Juegos pero sí quiere que sea espectacular.