Miércoles, 9 de Enero de 2008

Bush, protegido por 4.000 agentes de seguridad, se reunirá mañana con Abás

EFE ·09/01/2008 - 08:23h

EFE - Imagen de archivo del presidente israelí, Simón Peres.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que llega hoy a Israel, se reunirá mañana con su colega de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, en la "Mukata" de Ramala, bajo la protección de más de 4.000 agentes de seguridad.

Según funcionarios de la ANP en declaraciones a la prensa, Abás, que se entrevistó ayer en Jerusalén con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, solicitará a Bush que actúe como árbitro en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, según lo acordado en la Conferencia de Annapolis el pasado 27 de noviembre.

Asimismo, exhortará al presidente estadounidense a que obligue al Gobierno israelí a cesar la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania, donde la ANP se dispone a establecer un Estado palestino cuyas fronteras debe negociar aún.

Colonos judíos y extremistas de la derecha nacionalista israelí, que se oponen a la creación de un Estado palestino y repudian la visita de Bush, pusieron ayer la piedra basal de dos nuevos enclaves, uno cerca de Ramala, 15 kilómetros al norte de Jerusalén, y otro en el distrito de Hebrón, en Gush Etzion.

El presidente de EEUU llegará a la Mukata a bordo de uno de sus helicópteros y aterrizará en el helipuerto que solía emplear el presidente Yaser Arafat, aunque no visitará su mausoleo, según el programa de la visita, antes de entrar en el despacho de Abás.

Desde esta mañana, los agentes palestinos de seguridad y los estadounidenses había establecido un férreo control de la zona, vigilada por francotiradores desde los tejados de las casas.

La visita de Bush, la primera de una gira de ocho días que lo llevará a varios Estados árabes de la región, es repudiada por las organizaciones islamistas y grupos de la izquierda palestina.