Archivo de Público
Lunes, 13 de Diciembre de 2010

Circuncisión no frenaría transmisión del VIH entre homosexuales

Reuters ·13/12/2010 - 15:15h

En un estudio sobre más de 1.800 hombres de Estados Unidos y Perú, un equipo halló que el riesgo de contraer VIH en 18 meses no difería significativamente entre los varones circuncidados y no circuncidados.

Durante el estudio, el 5 por ciento de los 1.365 hombres sin circuncidar se volvieron VIH positivos, como el 4 por ciento de los 457 hombres circuncidados, publica en su edición en internet la revista AIDS.

Todos los participantes dijeron haber tenido relaciones sexuales con otros hombres y fueron considerados en riesgo de contraer VIH porque estaban infectados con herpes simplex tipo 2.

La circuncisión masculina es mucho más común en Estados Unidos que en la mayoría de otros países y el 82 por ciento de los hombres estadounidenses del estudio estaban circuncidados, comparado con el 6 por ciento de los 1.360 hombres peruanos.

El equipo halló algunos indicios de que la circuncisión podría ser protectora en los hombres que habían tenido sexo con penetración con otros hombres.

Entre esos hombres, los que habían tenido sexo con penetración con sus últimas tres parejas masculinas por lo menos el 60 por ciento de las veces, la circuncisión estuvo asociada con un 69 por ciento menos riesgo de contraer el VIH.

Los resultados "no reflejan un efecto protector de la circuncisión masculina" en la transmisión del VIH entre hombres, afirma el equipo del doctor Jorge Sánchez, de Impacta Perú, en Lima.

Los autores sostienen que los estudios deberían centrarse en indagar en cohortes más grandes y variadas si la circuncisión modifica el riesgo de contraer el VIH con las relaciones homosexuales con penetración.

En general, escriben los autores, los mensajes de salud pública para los gay y los hombres bisexuales deberían "reforzar la importancia del uso del preservativo para la prevención del VIH".

Los resultados responderían si la circuncisión sería un arma contra la transmisión del VIH en hombres que tienen sexo con otros hombres.

En el 2005 y el 2006, tres ensayos clínicos de Uganda, Sudáfrica y Kenia demostraron que la circuncisión reduce hasta el 60 por ciento el riesgo masculino de infectarse con VIH a través de las relaciones heterosexuales.

La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de la circuncisión médica supervisada como una herramienta para reducir el riesgo masculino de adquirir el VIH en países donde la transmisión heterosexual es común.

La circuncisión reduce la transmisión heterosexual del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual por varios mecanismos. Uno es la disminución de la cantidad de mucosa expuesta durante las relaciones sexuales. Otro es que la piel delgada en la cicatriz de la circuncisión inhibe el ingreso de los virus.

Un motivo por el que la circuncisión no influiría demasiado en la transmisión homosexual del VIH es que no modificaría el riesgo que genera el sexo anal con penetración.

En los países ricos, sostienen algunos expertos, muchas personas VIH positivas utilizan antivirales poderosos que reducen el riesgo de transmisión, lo que disminuiría el efecto de la circuncisión.

La Academia Estadounidense de Pediatría no recomienda el uso rutinario de la circuncisión en recién nacidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, en tanto, está elaborando recomendaciones para el uso de la circuncisión en adultos y niños para reducir el riesgo de contraer VIH.

FUENTE: AIDS, 2010