Martes, 2 de Octubre de 2007

Contrarreloj para salvar la biodiversidad

El investigador británico David Santillo, de la unidad científica de Greenpeace en la Universidad de Exeter, pide que se proteja el 40% de los océanos.

DAVID SANTILLO ·02/10/2007 - 17:55h

Cuando hablamos de biodiversidad, nos viene a la cabeza inmediatamente la imagen de una selva tropical. No obstante, nuestros mares albergan una enorme variedad de formas de vida, más que ningún otro lugar en la Tierra, incluyendo unas 200.000 especies conocidas y, quizás, otros millones por descubrir.

Sin embargo, a pesar de encontrarse fuera de nuestra vista, los ecosistemas marinos no escapan de la mano del hombre. Las crecientes amenazas de la pesca insostenible, la contaminación y la destrucción del hábitat, exacerbadas por el cambio climático y la acidificación de los océanos, están empujando estos ecosistemas hasta un punto de ruptura.

Ya hemos explotado las tres cuartas partes de los recursos globales de pesca. En una red de arrastre, más de la mitad de las capturas no son las deseadas, y se lanzan por la borda muertas o moribundas. Y cada año, cientos de miles de tortugas y aves marinas son víctimas del palangre. No hay escapatoria ante nuestro insaciable saqueo y la despreocupada contaminación de los mares. Pero existe una esperanza. Se empieza a reconocer que, para detener esta espiral descendente, hay que cerrar sustanciales áreas oceánicas a todas las actividades humanas perjudiciales.

Sin embargo, las reservas marinas no se establecen solas. En 2002, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible hizo un llamamiento para crear una red global de áreas marinas protegidas en 2012. En 2007, estamos a medio camino de la fecha límite, pero muy lejos del objetivo. Lo que se necesita urgentemente es un fuerte liderazgo de los gobiernos, un enfoque global para administrar el impacto humano y un compromiso real para crear una red de reservas marinas que cubra al menos el 40% de nuestros océanos.

No todo está perdido todavía, pero el tiempo para actuar se agota rápidamente.

Noticias Relacionadas