Miércoles, 9 de Enero de 2008

Dos muertos y cuatro heridos durante la procesión del "Cristo Negro" en Manila

EFE ·09/01/2008 - 11:17h

EFE - Una marea de católicos filipinos colocan las manos sobre la cabeza mientras rezan antes del comienzo de la procesión del Cristo Negro hoy miércoles 9 de enero en Manila (Filipinas).

Al menos dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas hoy durante la tradicionalmente caótica procesión del llamado "Cristo Negro" de Quiapo en la capital de Filipinas, informaron los medios locales.

Las víctimas mortales fueron una mujer que falleció en el hospital a causa de un desvanecimiento, y un hombre pisoteado por la multitud de más de 80.000 devotos que colapsaron los ocho kilómetros de recorrido en el corazón de la ciudad, según datos de la Policía.

Cada año, decenas de fieles sufren contusiones y magulladuras durante el paso o al intentar trepar sin éxito hasta la plataforma donde se encuentra la estatua -de 402 años de antigüedad- con objeto de frotar con un paño la imagen y beneficiarse de sus supuestas propiedades milagrosas.

Para evitar una reedición de anteriores tragedias, este año la imagen se quedó dentro del templo y la que salió fue una réplica escoltada por 700 policías de paisano, que fue esperada a su llegada a la iglesia de Quiapo por medio millón de católicos enfervorizados.

La procesión es tachada de exagerado acto de fe, que en ocasiones provoca desgraciados accidentes, pues el año pasado otra persona falleció al caer a una zanja abierta mientras contemplaba el paso del "Cristo Negro", un auténtico emblema de la Manila más popular.

También se denuncia la motivación supersticiosa que mueve a los participantes, en su mayoría procedentes de las clases más bajas, muchos de los cuales consagran su penitencia al Nazareno a cambio de que cure sus enfermedades o las de sus familiares.