Miércoles, 9 de Enero de 2008

Zapatero pide "unas gotas de patriotismo" a quienes crean "alarmismo" sobre la situación económica

El presidente del Gobierno pide "prudencia y sensatez" a la hora de analizar la economía

AGENCIAS ·09/01/2008 - 09:58h

El presidente de Zapatero, durante una entrevista en la Cadena Ser. EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reclamado unas "gotas de patriotismo" a quienes están hablando en términos "insólitos" de la situación económica causando "alarmismo" entre la ciudadanía.

"Crear alarmismo injustificado puede dañar las expectativas y es lo menos patriótico que conozco", ha señalado Zapatero en su intervención en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, en el que también ha pedido "prudencia y sensatez" a la hora de analizar la economía.

El presidente ha afirmado que "ninguna de las tensiones actuales" de la economía, como las turbulencias financieras o la subida de los precios del petróleo y las materias primas, "procede de la existencia de problemas españoles" y "no cabe atribuir ninguna" a la gestión del Ejecutivo que en estos cuatro años, añadió, se ha ganado la "credibilidad" y la "confianza" para gobernar otros cuatro años más. 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó hoy que el programa electoral del PSOE incluirá una reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que seguirá "aliviando" a las rentas del trabajo, si bien irá más dirigida a "simplificar" este tributo que a bajarlo. Zapatero considera que "no es bueno" que los partidos políticos hagan una "excesiva competición" de ofertas fiscales en momentos electorales. 

Favorable a reducir impuestos 

Asimismo recordó que siempre se ha mostrado "favorable" a reducir impuestos, aunque también reconoce el "valor de los impuestos en democracia" porque son "garantía de cohesión y vertebración del país". En su opinión, se trata de tener una presión fiscal como la actual, "razonable", que facilite la inversión, "pero ante todo simplificada". 

Simplificar los tributos, añadió, supone "tanto ahorro para los ciudadanos y las empresas como una rebaja del tipo impositivo". Es una "tarea pendiente" en la que el Gobierno pondrá el empeño, señaló. 

José Luis Rodríguez Zapatero recordó que en esta legislatura se ha aprobado una reforma fiscal con rebajas del IRPF dirigidas sobre todo a las rentas del trabajo y que ha supuesto que dos millones de personas hayan dejado de pagar este tributo, así como una bajada del impuesto sobre sociedades. 

La reforma del IRPF que incluya el PSOE en su programa electoral, insistió, irá dirigida a simplificar este tributo, aunque también a "seguir aliviando" a las rentas del trabajo. 

"Nuestra propuesta fiscal parte de la coherencia", señaló el jefe del Ejecutivo, quien añadió que "gracias a lo bien" que ha ido la economía en estos años "nadie se atreve a proponer una subida" impositiva, aunque "no podemos olvidar el valor democrático de lo que representan impuestos". 

Zapatero insistió en defender la política fiscal "prudente" de esta legislatura, que ha permitido "ahorrar", logrando un superávit de las cuentas públicas en cada ejercicio y una reducción de la deuda pública en doce puntos. El superávit de 2007, recordó, será "al menos" igual que el logrado en 2006, que fue del 1,8 del PIB.

Noticias Relacionadas