Miércoles, 9 de Enero de 2008

Los perdedores de Iowa ganan en New Hampshire

Hillary Clinton se impone por dos puntos a Barack Obama entre los demócratas y John McCain se impone entre los republicanos a Mitt Romney y Mike Huckabee

PÚBLICO.ES ·09/01/2008 - 09:18h

Hillary Clinton celebra su triunfo en los 'caucus'. EFE

Contra todo pronóstico. La hace una semana defenestrada Hillary Clinton se ha impuesto con un 39% de los votos en las primarias del partido demócrata en New Hampshire. La victoria representa un sólido impulso en su carrera hacia la Casa Blanca y un leve revés para su principal contrincante, Barack Obama, que ha quedado en segundo lugar con el 37%.

Los resultados reflejan un fuerte apoyo entre las mujeres y los votantes mayores hacia Hillary. Los jóvenes, que se volcaron en Iowa con Obama, no han gozado del mismo peso en New Hampshire.

El principio de una larga carrera

Clinton puede afrontar ahora con más tranquilidad las próximas primarias, empezando por las de Nevada del día 19 y, sobre todo, el "supermartes" del 5 de febrero, cuando más de una veintena de estados celebrarán primarias, entre ellos varios de los más importantes, como California y Nueva York.

Clinton: "Démosle juntos a Estados Unidos el tipo de remontada que New Hampshire me ha dado a mí"

En el lado republicano, el veterano senador de Arizona John McCain ha firmado una espectacular remontada que le ha llevado de las últimas posiciones en las encuestas hace apenas unos meses, con dificultades para recolectar fondos, hasta imponerse en New Hampshire (37%), donde el favorito era el ex gobernador del vecino Massachusetts, Mitt Romney (32%). Mike Huckabee, que ganó en Iowa, ha quedado tercero con el 11% de los sufragios.

La remontada

Minutos después de conocer su victoria, la senadora de 60 años ha aparecido radiante, tan sólo día un día después de haber estado al borde de las lágrimas por primera vez en su carrera política.

"Estoy aquí con un corazón muy, muy lleno", ha afirmado. "En la última semana les escuché a ustedes y, en el proceso, encontré mi propia voz", ha añadido antes de sentenciar: "Démosle juntos a Estados Unidos el tipo de remontada que New Hampshire me ha dado a mí".

McCain se impone por cinco puntos a Romney

Si la tensión se ha mantenido entre los demócratas hasta bien avanzada la noche, muy poco ha tenido que esperar John McCain, que ha obtenido el 37%, por el 32% de Romney. Tan clara era su ventaja que apenas 45 minutos después del cierre de los colegios Romney ha felicitado a McCain por su triunfo.

Como para Clinton, la victoria ha tenido también un sabor muy especial para McCain, y no sólo porque repite así lo ocurrido en 2000, cuando ganó en New Hampshire, aunque luego perdió la nominación ante George W. Bush.

Los derrotados

Entre los derrotados de la noche, Obama ha vuelto a ser el más brillante en su reacción, con un discurso que más bien parecía preparado para un triunfo que para una derrota. El senador por Illinois, de 46 años, se ha comparado con el presidente John F. Kennedy y con el reverendo Martin Luther King, y ha dejado un nuevo lema para su campaña: "Sí, podemos".

 Como Obama, el otro ganador de Iowa, Mike Huckabee, también se presentó como triunfador. "Vivimos los mejores momentos de nuestras vidas", afirmó recordando que ninguna encuesta le daba más del cinco por ciento de los votos hace unas semanas. Cuando llegó la hora de votar alcanzó el once por ciento.

Los dos grandes perdedores de la noche han sido entre los demócratas John Edwards, con apenas el 17% de los votos, y Mitt Romney, en segundo lugar entre los republicanos con el 32%.

Ambos han afirmado que seguirán en la carrera, aunque sus discursos no podían ocultar la decepción.

El consuelo de los perdedores

Romney se ha aferrado a sus segundos puestos en Iowa y New Hampshire y al triunfo en Wyoming, pese a que el estado menos poblado del país apenas reparte delegados. "Lucharé por estar de vuelta en New Hampshire", ha advertido.

El ex gobernador de Massachusetts ganó al menos el 32% de los votos, pero Edwards se tuvo que conformar con el 17%. Según ha reconocido su esposa Elizabeth, "menos de lo esperado".

Noticias Relacionadas