Archivo de Público
Jueves, 9 de Diciembre de 2010

Niñas que van caminando o en bicicleta rinden mejor en escuela

Reuters ·09/12/2010 - 16:11h

Por Alison McCook

Las niñas, pero no los varones, que van caminando o en bicicleta a la escuela rinden mejor en las pruebas de habilidades verbales y matemáticas, según un estudio sobre adolescentes realizado en España.

Y a mayor duración del viaje, mayor rendimiento en las evaluaciones, independientemente de la actividad física fuera de la escuela.

Aun así, se desconoce si el medio de transporte importa o si es el ejercicio en general u otros factores los que también influyen, opinó el doctor Francois Trudeau, de la Université du Québec à Trois-Rivières, que no participó del estudio.

Las guías sugieren que los niños y los adolescentes hagan por lo menos una hora de ejercicio moderado o intenso por día. Pero menos de la mitad de los niños, y aún menos adolescentes, de Estados Unidos incluyen tanto ejercicio en sus vidas cotidianas.

El cerebro adolescente atraviesa cambios estructurales y funcionales importantes, y al ejercicio se le atribuye un efecto positivo porque aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, por ejemplo, lo que mejora la concentración, la memoria y otras funciones del aprendizaje.

El equipo de David Martínez-Gómez, del Consejo Nacional de Investigaciones de España, en Madrid, analizó los resultados de pruebas a 1.700 adolescentes urbanos de España y les preguntó cómo viajaban a la escuela. El 65 por ciento respondió que lo hacía en bicicleta o caminando.

El equipo observó que las mujeres con un medio de transporte activo obtenían un promedio de 53 puntos en los test de función cognitiva, mientras que el resto obtenía unos cuatro puntos menos.

Y las mujeres que caminaban o pedaleaban más de 15 minutos para llegar a la escuela rendían aún mejor que las que lo hacían menos de 15 minutos, lo que, para el equipo, confirma la relación entre el uso de un medio de transporte activo y el rendimiento en los test.

De hecho, el efecto se mantuvo aun tras considerar la edad, el peso, el nivel socioeconómico y las actividades extraescolares.

Se desconoce por qué esa relación no apareció en los varones.

Otro estudio de Suecia había hallado lo mismo, escribió el equipo en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine. Es posible, señalaron los autores, que si los varones son más activos que las mujeres, algo más de ejercicio extra no haga diferencia.

Además, los expertos sugieren que las diferencias cerebrales entre varones y mujeres podrían generar respuestas diferentes al ejercicio.

Trudeau agregó que caminar o pedalear hasta la escuela demora más que ir en automóvil o transporte escolar, lo que proporcionaría tiempo para la preparación mental para el resto del día.

Pero señaló que no todos los medios de transporte son lo mismo: caminar en las ciudades europeas, con sus cafés y comercios en el camino, sería más estimulante que hacerlo por un barrio de América del Norte. Y no todo transporte es seguro si hay que atravesar barrios peligrosos o calles con mucho tránsito.

"Caminar por las calles de España sería distinto que hacerlo en los suburbios de Montreal o Los Angeles", finalizó Trudeau.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online 6 de diciembre del 2010