Archivo de Público
Miércoles, 8 de Diciembre de 2010

Adelantar demasiado el inicio de la diálisis sería riesgoso

Reuters ·08/12/2010 - 18:17h

Por Megan Brooks

Poner a pacientes en diálisis antes de que desarrollen síntomas no mejora la supervivencia. Al contrario: les aumentaría el riesgo de morir, según publica Canadian Medical Association Journal (CMAJ).

En lugar de considerar el inicio de la diálisis a partir de la velocidad de filtrado glomerular del paciente, el doctor William F. Clark dijo a Reuters Health que la decisión debería tomarse a partir de "una evaluación clínica cuidadosa de los cambios de su bienestar general, su estado nutricional y los signos y síntomas de la uremia".

Además, los autores comentan que "la derivación temprana al nefrólogo está asociada con una mejor supervivencia".

Aun así, los datos de los registros de pacientes en diálisis de Europa, Estados Unidos y Canadá muestran una tendencia hacia el inicio temprano de la diálisis, a velocidades de filtrado glomerular (eGFR, por sus siglas en inglés) cada vez más altas, señala el equipo de Clark, del Centro de Ciencias de la Salud de Londres y de la University of Western Ontario.

Esas tendencias se mantienen a pesar de "la ausencia de un beneficio en la supervivencia con el comienzo temprano de la diálisis en ensayos con distintos diseños, poblaciones y sistemas de salud".

Esto, sostienen los autores, "va en contra del adelantamiento del inicio de la diálisis en pacientes sin síntomas".

El equipo analizó datos de 25.910 adultos de Canadá que habían iniciado diálisis entre el 2001 y el 2007. Comparó los resultados obtenidos con el inicio temprano y tardío del tratamiento y el riesgo de muerte en esos dos grupos en el tiempo.

Se consideró que un paciente había comenzado temprano la diálisis cuando tenía un eGFR superior a 10,5 mL/min/1,73m.

Durante el estudio, el eGFR promedio al inicio de la diálisis aumentó un 10 por ciento, de 9,3 a 10,2 mL/min/1,73m. El eGFR promedio fue de 15,5 en los que habían comenzado diálisis tempranamente y de 7,1 en los que habían iniciado el tratamiento tardíamente.

Casi un tercio (el 32,6 por ciento) de la cohorte había iniciado la diálisis tempranamente. Durante el estudio, la proporción de pacientes que comenzó el tratamiento antes de tiempo creció del 28 al 36 por ciento.

En los tres años de seguimiento se registraron 27 muertes más por cada 1.000 pacientes-años en el grupo que había comenzado la diálisis tempranamente, comparado con el grupo que había comenzado el tratamiento tardíamente.

La causa de muerte, disponible para el 74 por ciento de los pacientes que murieron, no reveló una diferencia significativa en la mortalidad por causas específicas entre ambos grupos.

Clark dijo a Reuters Health: "Hoy, no contamos con pruebas para sugerir que debería usarse el eGFR ante la ausencia de síntomas clínicos para determinar la oportunidad del inicio de la diálisis, a la vez que no se recomienda el comienzo temprano del tratamiento sólo a partir de la determinación del eGFR".

FUENTE: CMAJ, 2010