Archivo de Público
Martes, 7 de Diciembre de 2010

Más homosexuales son encarcelados o expulsados de la escuela

Reuters ·07/12/2010 - 16:08h

Por Alison McCook

Muchos adolescentes se portan mal, pero aquellos con sentimientos o relaciones homosexuales son más propensos a ser castigados, según indica un estudio.

"Vemos que las lesbianas, los gay y los bisexuales son más propensos a ser expulsados de la escuela o detenidos por la policía o recibir cualquier sanción", dijo Kathryn Himmelstein.

En especial, el equipo de Himmelstein halló que cuando todos los adolescentes tenían el mismo mal comportamiento, aquellos con sentimientos o relaciones homosexuales eran entre un 30 y un 50 por ciento más propensos a que la policía los detuviera, un 40 por ciento más propensos a que se los sancionara por un delito en la edad adulta y tenían más posibilidad de que se los expulsara de la escuela.

Los adolescentes que se identificaron como lesbianas, gay o bisexuales también eran más propensos a ser arrestados o encarcelados por un delito juvenil.

"Se deben tomar acciones para resolver esta disparidad", dijo Himmelstein. En tanto, los padres de esos adolescentes pueden tratar de minimizarla con solo acercarse a sus hijos. "Pueden defenderlos ante otros adultos", como autoridades escolares, policías o jueces.

La adolescencia es difícil para las personas con sentimientos o relaciones homosexuales. Estudios previos habían demostrado que un cuarto abandona el hogar por su orientación sexual y muchos más padecen violencia familiar u hostigamiento de pares.

Esto les produce depresión o los lleva a suicidarse o no tener hogar, además de tender a portar armas y cometer delitos, quizás para subsistir en la calle.

Himmelstein y la doctora Hannah Brückner, de la Yale University, revisaron las respuestas a entrevistas a más de 15.000 adolescentes de entre séptimo y duodécimo grado en 1994-1995. A los siete años, volvieron a responder sobre sus conductas y sanciones recibidas en la edad adulta.

Brückner y Himmelstein, ahora en el Departamento de Educación de Nueva York, evaluaron la homosexualidad al incluir adolescentes que habían sentido atracción por el mismo sexo, habían tenido relaciones sexuales con una persona del mismo sexo o se había reconocido como lesbiana, gay o bisexual.

Tres cuartos habían cometido delitos menores, como escaparse de la policía, hacer grafitis o hurtar en tiendas. El 30 por ciento dijo que había cometido delitos más graves, como vender drogas o robar.

Más del 40 por ciento admitió haber tenido una conducta violenta, como pelear o lastimar a otro.

La consecuencia de esas conductas varió entre grupos, publicaron las autoras en la revista Pediatrics.

Casi el 10 por ciento de los participantes que habían sentido atracción por una persona del mismo sexo había sido expulsado de la escuela, comparado con el 7 por ciento de los participantes heterosexuales.

El 26 por ciento de los que habían tenido relaciones con personas del mismo sexo había sufrido una detención policial, a diferencia del 21 por ciento de los participantes con relaciones heterosexuales.

Tras aplicar herramientas estadísticas, el equipo halló que los participantes con sentimientos o relaciones homosexuales eran significativamente más propensos a recibir castigo por sus conductas.

Pero se desconoce por qué. "Sólo pudimos demostrar que estas diferencias existen", dijo Himmelstein.

"Me gustaría decir que los resultados sorprenden, pero no es así", indicó la doctora Karine Igartua, cofundadora y codirectora médica del Centro de Identidad Sexual de la McGill University.

Los prejuicios antihomosexuales existen en todos lados, comentó Igartua, como el policía que permite que un varón y una mujer adolescentes se besen en un parque, pero sanciona a dos varones adolescentes por conducta indecente en público, añadió.

FUENTE: Pediatrics, online 6 de diciembre del 2010