Archivo de Público
Martes, 7 de Diciembre de 2010

Bancos de leche materna no serán regulados por ahora en EEUU

Reuters ·07/12/2010 - 16:00h

Por Susan Heavey

Los bancos de leche materna deberían permanecer sin regular hasta que se realicen más estudios sobre el tema, señalaron asesores de salud de Estados Unidos, ante el temor de que aumenten los obstáculos para obtener donaciones.

Los altos costos, el escepticismo entre los médicos y otros problemas ya privan a muchos bebés de recibir leche materna cuando sus madres tienen problemas para amamantar, señaló un panel externo de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Existe un acuerdo de que la leche materna es la mejor opción para alimentar a los bebés, pero el nacimiento prematuro, la enfermedad o incluso la muerte materna pueden volver imposible la lactancia.

La FDA se ha preocupado porque los posibles riesgos de la leche materna donada puedan superar a los beneficios. La agencia advirtió a los padres no usar leche materna sin controlar debido a los riesgos de enfermedad y contaminación con bacterias, fármacos o químicos.

La entidad está evaluando si debe regular estos bancos de leche materna, como lo hace con la industria de 4.000 millones de dólares de la fórmula para niños.

En general, los bancos de donantes parecen estar autorregulándose bien, señaló el doctor Frank Greer a la FDA, quien agregó: "Tenemos un buen sistema".

Los bancos de leche son en su mayoría sin fines de lucro, pero al menos una compañía, la privada Prolacta Bioscience, en sociedad con Abbott Laboratories, vende productos para bebés creados en base a leche humana.

Pauline Sakamoto, ex presidenta de la Asociación de Bancos de Leche Humana de Norteamérica, que nuclea a 10 bancos sin fines de lucro, indicó que su grupo necesita 8 millones de onzas de leche por año sólo para bebés prematuros, pero añadió que el año pasado procesó sólo 1,5 millones de onzas.

Una onza equivale a unos 28,35 gramos.

El control, transporte y otros gastos hacen que los costos de la leche donada superen ampliamente a los de la fórmula, con entre 3 y 5 dólares por onza. Los médicos deben prescribir la leche materna y pocas aseguradoras cubren su costo.

Algunos temen que una mayor injerencia del Gobierno pueda complicar la obtención de leche materna para la cada vez mayor cantidad de bebés prematuros y otros niños que la necesitan.

El vice comisario de la FDA, doctor Josh Sharfstein, dijo a los asesores que la agencia respalda la lactancia materna, pero añadió que está decidiendo si se involucra en la regulación de la leche donada.

"La FDA no tienen planes en este momento para aumentar su rol en la leche de pecho donada", dijo Sharfstein, que es pediatra. Pero involucrarse "de una manera razonable" es posible, añadió.

El Consejo Internacional de Fórmula, que representa a los productores de fórmula láctea como Abbott, Mead Johnson Nutrition Co y Nestle AG, respalda la mirada de la FDA sobre los bancos de leche materna.

No obstante, el panelista Henry Farrar, doctor del Hospital de Niños de Arkansas, advirtió que demasiadas reglas podrían llevar a un cierre masivo de los bancos de leche materna.

Todos los panelistas coincidieron en que se requieren más estudios para tomar decisiones sobre el tema.