Archivo de Público
Martes, 7 de Diciembre de 2010

Estilo de vida insano persiste a pesar de temor a enfermedades

Reuters ·07/12/2010 - 15:27h

Muchas personas en todo el mundo siguen fumando, tomando alcohol y evitando el ejercicio a pesar de que temen que esos estilos de vida poco saludables los lleven a una enfermedad crónica a largo plazo, reveló el martes un estudio internacional.

Casi la mitad de 12.000 personas consultadas en 12 países admitieron que sólo ejercitaban una hora por semana o menos, mientras que el 70 por ciento dijo que bebía alcohol y casi un tercio, que fumaba.

Entre las naciones más bebedoras y fumadoras se encuentran Gran Bretaña, que con un 84 por ciento tenía la mayor proporción de bebedores de los 12 países consultados, y Rusia, donde el 43 por ciento de los habitantes fuma.

Aunque esos estilos de vida insanos podrían sugerir que a las personas no les importa su salud, el sondeo de Bupa Health Pulse reveló que cuatro de cada cinco, es decir el 80 por ciento, dijeron que estaban preocupadas por el desarrollo de enfermedades crónicas.

"Aunque parecemos conscientes de la prevalencia de enfermedades crónicas en la sociedad, no estamos haciendo lo suficiente para reducir nuestros riesgos de desarrollar una condición a largo plazo", indicó en un comunicado Sneh Khemka, director médico de Bupa International.

Bupa consultó a 12.000 personas en Australia, Brasil, Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, India, Italia, México, Rusia, España y Estados Unidos.

Cuando se les preguntó sobre el miedo de desarrollar enfermedades crónicas, un tercio de los encuestados dijo estar más preocupado por el cáncer, comparado con el 11 por ciento que señaló estar asustado por el riesgo de enfermedades cardíacas y sólo el 8 por ciento por la diabetes.

Esto, a pesar del hecho de que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en hombres y mujeres en Europa, Estados Unidos y muchas otras naciones ricas.

Según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares representaron casi un tercio de todas las muertes que se produjeron alrededor del mundo en el 2005.

Cuando se les pidió que nombraran el mayor obstáculo para llevar una vida más saludable, el 24 por ciento de los consultados mencionó la falta de tiempo, casi un quinto la motivación y un 14 por ciento responsabilizó al costo.