Miércoles, 9 de Enero de 2008

77-70. La derrota en Polonia le cuesta al Pamesa el liderato del grupo

EFE ·09/01/2008 - 00:35h

EFE - El jugador Albert Oliver (i) del Pamesa Valencia lucha por el balón ante su rival Lukasz Koszarek (d) del Anwil Wloclawek durante el juego de la Copa ULEB que se disputa en Wloclawek, Polonia.

El Pamesa Valencia perdió el liderato del grupo D al caer ante el Anwil Wloclawek por 77-70, en un partido que comenzó excesivamente relajado tanto en defensa como en ataque y en el que sucumbió, pese a los 29 puntos de Rubén Douglas.

El conjunto que dirige Fotis Katsikaris, que todavía depende se sí mismo para acabar esta fase como primero a falta de dos jornadas, se vio lastrado en Polonia por su falta de intensidad en el arranque y, pese a que tuvo un atisbo de reacción tras el descanso, los polacos hicieron valer su ventaja y su mayor predisposición.

En el ecuador del primer periodo el conjunto polaco ya comenzó a abrir brecha en el marcador y dos triples seguidos del base Andrzej Pluta le permitieron doblar al Pamesa en el electrónico (14-7).

Los polacos arrancaron muy metidos el partido, urgidos por sus necesidades, ya que una derrota les dejaba fuera de la competición y se encontraron a un Pamesa que les facilitó el trabajo con su baja intensidad tanto en defensa como en ataque.

El Anwil pudo aumentar a doce su ventaja pero falló y en el siguiente ataque, a pocos segundos para el final, un triple de Rubén Douglas redujo la desventaja española a seis puntos (17-23).

Se reanudó el partido con un conjunto polaco enchufado y acertado en el tiro y un Pamesa que, pese al inicio de las rotaciones, no encontró su juego y se mantuvo por debajo entre doce y nueve puntos (34-26, m.16).

El pobre balance defensivo del Pamesa y su mala elección en ataque le impidió recortar la desventaja, aunque un triple de Albert Oliver y, sobre todo, uno de Rubén Garcés en el último segundo de la primera parte, permitieron que el Anwil no se despegara más en el marcador (45-36).

El conjunto español arrancó la segunda parte con un parcial 0-4 y más presión en defensa y Shammond Williams consiguió poner al Pamesa a tan sólo tres puntos (50-47, m.24) aunque cuando más cerca estaba de su rival, dos malas elecciones en ataque, interrumpieron su reacción.

El esfuerzo defensivo del Pamesa le mantuvo en la barrera de los cuatro puntos e incluso pudo reducir su desventaja pero primero, Víctor Claver, y luego, Garcés fallaron y la diferencia se quedó en tres puntos al final del tercer cuarto (59-56).

El Anwil se resistía a las acometidas del Pamesa y el acierto de Petrovic frenaba los intentos visitantes de acercarse en el electrónico.

Además, cada vez que el Pamesa tenía la oportunidad de reducir su desventaja y pensar en la remontada, fallaba en el ataque, lo que aprovecharon unos más acertados jugadores del conjunto polaco, para volver a aumentar sus rentas.

Katsikaris pidió un tiempo muerto pero no se vislumbró la reacción de su equipo que, a dos minutos del final, veía como un milagro la posibilidad de remontar los diez puntos que le sacaba su rival (70-60) aunque al final, se redujo a siete, sobre todo por el acierto de Douglas.

Ficha técnica:

77 - Anwil Wloclawek (23+22+14+18): Henderson (8), Pluta (13), Dunn (8), Petrovic (17), Zagorac (11) -cinco inicial- Okafor (3), Woloszyn (-), Grundzinski (-), Koszarek (5), Daniels (12).

70 - Pamesa Valencia (17+19+20+14): Timinskas (5), Williams (3), Douglas (29), Barac (6), Milojevic (9) -cinco inicial-, Miralles (2), Oliver (7), Urtasun (-), Garcés (9), Claver (-)

Árbitros: Kestukis Pilipauskas (Lituano), Volodymr Drabikovsky (Ucrania) y Robert Lottermoser (Alemania). Sin eliminados.