Martes, 8 de Enero de 2008

Inversión récord de Repsol en Cartagena

Ampliar la refinería de Escombreras costará un 50% más

A. M. Vélez ·08/01/2008 - 22:06h

Repsol YPF ha echado cuentas y ha llegado a la conclusión de que ampliar su refinería de Escombreras, en Cartagena (Murcia), será más caro de lo previsto cuando se anunció, en 2005.

Poner al día la planta, una de las más antiguas de España (data de los años 40), costará 3.262 millones de euros, un 52% por encima de los 2.100 millones presupuestados en principio.

La culpa, según dijo ayer el director general de Downstream (Refino y Química) de Repsol, Pedro Fernández Frial, es del encarecimiento de las materias primas. Sólo el acero, componente básico de estas plantas (la de Escombreras requerirá de 35.000 toneladas), se ha encarecido un 33% desde 2005. A ello se unen las “mejoras”, sobre todo medioambientales, que ha decidido acometer la empresa.

El complejo será uno de los más modernos del mundo y permitirá a Repsol duplicar su capacidad de producción hasta 220.000 barriles diarios.

También aliviará el histórico déficit de gasóleos de España, agravado por la galopante dieselización del parque de coches. Uno de cada siete de los vendidos el año pasado utiliza este combustible.

Está previsto que la mejora de la planta esté terminada en 2011. Las obras darán empleo a 6.000 personas y el proyecto generará unos 700 empleos una vez concluido.

La de Escombreras será “la mayor inversión industrial realizada nunca en España”, según Repsol. Cuando acabe la ampliación, supondrá 115 millones en salarios anuales y un 18% del empleo industrial en la comarca de Cartagena.

Más tráfico de crudo

La inversión tendrá otras repercusiones. Entre ellas, se duplicará el tráfico marítimo de crudo y derivados en la costa cartagenera. El responsable de Downstream de Repsol pidió ayer “el máximo apoyo de las autoridades municipales, regionales y estatales para su ejecución”.

El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, que visitó ayer la refinería junto a la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, se comprometió con los responsables de Repsol a agilizar las licencias para el proyecto que, dijo, consolidará el valle de Escombreras como polo energético español.

La zona concentra casi un tercio del gas almacenado en España. Además de la refinería, en Escombreras hay una central de ciclo combinado y una fábrica de plásticos que, según dijo en diciembre la alcaldesa de Cartagena, podría ampliarse en breve.

Argentina no inquieta a la petrolera 

Repsol YPF se mostró ayer abierta a colaborar con el Gobierno argentino para garantizar el suministro de combustibles, después de que el Ejecutivo de Cristina Kirchner haya decidido prohibir temporalmente la exportación de combustibles líquidos para paliar la crisis energética que vive el país, según la agencia oficial Télam.

La petrolera dice que la medida “no está aprobada aún”, aunque minimiza su impacto potencial, ya que el 90% de su producción en Argentina se destina al mercado local y el 10% que exporta “no es petróleo de alta calidad”.

El impacto, por tanto, sería menor que para rivales como Exxon, que exportan casi toda su producción.

YPF es el primer distribuidor de hidrocarburos de Argentina, con un tercio de las estaciones de servicio. El país es la principal ‘despensa’ de Repsol YPF, pues concentra la mitad de sus reservas.

La medida se produce tras la reciente compra del 25% de YPF por parte del empresario Enrique Eskenazi, próximo a la presidenta argentina. En noviembre pasado, Kirchner elevó del 5% al 35% el impuesto a la exportación de naftas y del 45% al 60% el del crudo.