Martes, 2 de Octubre de 2007

Bonet reúne en "Terra secreta" canciones de amigos interpretadas con amigos

Agencia EFE ·02/10/2007 - 18:19h

Agencia EFE - La cantante mallorquina Maria del Mar Bonet presentó hoy en Palma su último disco, "Terra secreta" (tierra secreta). EFE

La cantante mallorquina María del Mar Bonet presentó hoy en Palma su último disco, "Terra secreta" (tierra secreta), un trabajo para el que ha escogido "canciones de amigos muy queridos" y las ha grabado "en plan íntimo con los amigos".

La artista, que celebra este año el 40 aniversario del inicio de su carrera musical, ofreció una rueda de prensa en la sede balear de la SGAE en la que subrayó el carácter íntimo de los doce temas recogidos en este trabajo, que tras salir al mercado el pasado día 10 se ha colocado en el número 1 de ventas en el apartado de "world music" del portal de descargas por internet iTunes.

"Es un disco que hacía mucho tiempo que quería hacer, que tenía siempre sobre la mesa pero se quedaba esperando; le llegó el día, como a todo", explicó Bonet.

"Terra secreta" toma su nombre de la primera canción del álbum, "El país secret" (el país secreto), la adaptación al catalán de un poema del inglés Robert Graves realizada por su hija Lucía, quien en el cuadernillo que completa el CD resalta que la interpretación de Bonet, con música de Jay Ansill y Javier Mas, resulta un homenaje al "mallorquín de adopción" que fue su padre.

"Es un poema magnífico dedicado al espíritu femenino", indicó la artista.

Además, el álbum incluye una canción de Toti Soler a partir de un poema amoroso del rey medieval Dionisio de Portugal, un tema de la cantante griega Haris Alexiou, dos del compositor y guitarrista mallorquín Joan Bibiloni con letras de los poetas Mossen Alcover y Miquel Àngel Riera y un canto antibelicista compuesto por Jordi Guardans.

Completan "Terra secreta" dos canciones de Joan Manuel Serrat, otras dos de Guillem d'Efak, cantante y poeta por el que Bonet confesó una enorme admiración, una de Ovidi Montllor y otra de Gabriel Sopeña, hasta completar doce cortes que no son todos los grabados, pero sí los temas que a juicio de la cantante representan más la intimidad que quería transmitir.

Con el mismo propósito grabó las canciones en el estudio Rosazul de Barcelona, "un lugar pequeño", y lo hizo "poco a poco y con mucha devoción" a lo largo de más de un año, lo que le ha conferido el tono "cálido" que perseguía.

"Es un disco de interiores" recalcó Bonet, que se declaró ilusionada por el éxito que su trabajo está teniendo en el servicio comercial de descargas de internet iTunes.

Aun coincidiendo con el 40 aniversario de sus comienzos en la música, la cantante palmesana no ha grabado este trabajo para conmemorar una efeméride que ha celebrado con todo lo que ha hecho durante este año, entre lo que destacó sus actuaciones junto al cantaor Miguel Poveda y acompañada por la Orquesta Sinfónica del Vallès.