Martes, 8 de Enero de 2008

Marruecos y el Frente Polisario continúan las negociaciones sin acercar sus posturas

EFE ·08/01/2008 - 22:04h

EFE - El secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, es el mediador en la tercera ronda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario.

La tercera ronda de negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario sobre el Sahara Occidental entraron hoy en su segunda jornada sin que se evidencie progreso alguno en el acercamiento de posturas y con un aumento de la retórica hostil entre las dos partes.

Las dos delegaciones mantuvieron hoy su primer encuentro formal de esta ronda bajo la mediación del enviado personal del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para el Sahara Occidental, el holandés Peter Van Walsum.

Este lunes la tercera ronda de negociaciones empezó con una cena en el complejo Greentree de Manhasset, una localidad a las afueras de Nueva York que ha sido el escenario de las dos reuniones anteriores.

El enviado de Ban enfatizó que, a la vez que las Naciones Unidas están ahí para facilitar las discusiones en todas las formas posibles, es la responsabilidad de las partes forjar una solución, según explicó hoy Michele Montás, portavoz del secretario general del organismo multilateral.

Sin embargo, la falta de acercamiento entre ambas partes ha hecho resurgir la posibilidad de que el actual proceso de negociación abierto en junio 2007 no llegue a buen puerto.

El delegado del Frente Polisario en España, Ibrahim Gali, dijo en declaraciones a la prensa a la salida de la reunión en Manhasset que el objetivo de Marruecos es "hacer fracasar el proceso".

"Podemos concluir que (la postura de Marruecos) es una postura intransigente, una huida hacia delante para tratar de imponer los hechos consumados", dijo Gali.

El Polisario considera que Marruecos se ha mostrado inflexible en las dos rondas previas de negociaciones al rechazar discutir su propuesta de incluir la opción de la independencia en un futuro referéndum.

La única propuesta que Marruecos está dispuesta a negociar es la de autonomía de la ex colonia española que presentó en 2007, lo que el Frente Polisario rechaza rotundamente.

"A través del plan marroquí de autonomía para el Sahara, tendemos una vez más la mano a nuestros hermanos saharauis, a nuestros hermanos argelinos y a todos los estados de la región para dejar atrás este conflicto artificial y hacer frente, juntos, al terrorismo y al crimen organizado que intentan instalar zonas de no derecho en esta región", afirmó a través de un comunicado un responsable que acompaña a la delegación marroquí.

El comunicado "denuncia" las recientes advertencias del Frente Polisario en su XII Congreso celebrado en diciembre de que está dispuesto a librar "una larga guerra" si fracasan las negociaciones actuales.

La delegación marroquí aseguró que encara esta ronda de negociaciones "de buena fe y con mucha buena voluntad" en "un contexto marcado por la escalada de la violencia en la región" a causa de los recientes atentados terroristas y de la anulación del rally París Dakar.

Por su parte, el jefe de la delegación del Polisario, Mahfud Ali Veiba, apeló a Rabat a "que abandone su retórica unilateral y su prédica en el desierto" en su intervención en la mesa de diálogo, cuyo contenido fue facilitado a la prensa.

Veiba recordó que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el secretario general de la ONU han insistido en que las negociaciones incluyan las dos propuestas que están sobre la mesa y que su objetivo último es la autodeterminación del Sahara.

"El pueblo saharaui debe tener la posibilidad de ejercer el derecho a la libre determinación y elegir lo mejor para su futuro, y hacia la independencia, la integración en Marruecos o la autonomía dentro de Marruecos", añadió el jefe de la delegación del Polisario.

"No podemos ocultar la incontenible y legítima frustración del pueblo saharaui que lleva esperando más de tres décadas el cumplimiento de la promesa dada de permitirle elegir su destino a través de un sencillo y simple referéndum de autodeterminación", dijo Veiba.

El jefe de la delegación del Polisario advirtió que sería "una torpeza y un error grave empujarlo a situaciones extremas".