Archivo de Público
Viernes, 3 de Diciembre de 2010

Estudios cardíacos modernos generarían bajo riesgo de cáncer

Reuters ·03/12/2010 - 15:07h

Por Lynne Peeples

Un equipo de Grecia afirma que el riesgo agregado de cáncer que generan los estudios cardíacos por imágenes modernos es bajo.

Los autores estiman que una de cada 4.000 mujeres a las que se les realiza un examen cardíaco por tomografía computarizada (TC) de última generación desarrollará cáncer por ese motivo.

En los hombres, ese riesgo afecta a uno de cada 13.500 pacientes. Uno de cada tres estadounidenses desarrolla algún cáncer en su vida.

Aunque los resultados calman la inquietud por el uso creciente de la TC y la radiación extra que eso proporciona, el equipo recomienda que médicos y pacientes analicen si el examen es realmente necesario.

"Esto nos demuestra que las dosis de radiación y el riesgo de desarrollar cáncer están descendiendo con el uso de algunas de las nuevas tecnología (para examinar el corazón). Eso es bueno", dijo el doctor Andrew Einstein, del Centro Médico de la Columbia University y que no participó del estudio.

A partir del análisis de los resultados obtenidos en 136 pacientes a los que se les había realizado una TC cardíaca, el equipo de John Damilakis, de la Universidad de Creta, calculó el riesgo de cáncer asociado con la radiación recibida.

En más del 90 por ciento de los pacientes se habían utilizado las máquinas más avanzadas con la técnica de corte por rayos X de última generación, llamada TC con gatillado prospectivo.

El resto de los participantes había recibido tres a cuatro veces más radiación durante los exámenes con máquinas más antiguas.

El equipo le atribuyó el mayor riesgo femenino de desarrollar cáncer a la sensibilidad del tejido mamario a la radiación. Aun así, halló que el cáncer pulmonar fue el más frecuente en hombres y mujeres.

El riesgo de desarrollar cáncer varió también según el tamaño corporal y disminuyó con la edad al momento del examen, publicó el equipo en la revista Circulation.

"Por ese motivo sugerimos hacer una evaluación personalizada del riesgo", dijo Damilakis.

Otro estudio publicado en la misma edición de Circulation evaluó los riesgos potenciales de desarrollar cáncer asociados con otra herramienta de diagnóstico cardíaco: el examen de perfusión miocárdica, un test de estrés avanzado.

Aunque el examen representa el 20 por ciento de la dosis estimada de radiación anual en la población de Estados Unidos, el riesgo de desarrollar algún cáncer por la realización de un solo examen es bajo.

Según el tipo de examen, habrían entre dos y 25 casos adicionales de cáncer por cada 10.000 exámenes realizados. Esto contrasta con otros estudios recientes que generaron inquietud sobre los niveles de radiación de esos exámenes.

FUENTE: Circulation, online 22 de noviembre del 2010