Martes, 2 de Octubre de 2007

El director de Tráfico dice que España intenta "liderar cierta política" de seguridad vial en la UE

Agencia EFE ·02/10/2007 - 18:31h

Agencia EFE - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba (c), el director general de Tráfico, Pere Navarro, y la directora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Ana Ferrer, durante la reunión que mantuvieron hoy con delegados de las principales asociaciones de motoristas. EFE

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, afirmó hoy que las instituciones pública españolas "están intentado liderar una cierta política de seguridad vial", que "no tienen" otros países europeos, con el fin de reducir los índices de accidentes de moto.

Así lo manifestó hoy en declaraciones a la prensa durante la inauguración del Salón Internacional de la Seguridad Vial y el Equipamiento para Carreteras ('Trafic'), que congrega esta semana en Ifema a unos 329 empresas dedicadas a la industria de la seguridad en las carreteras.

Navarro explicó que esta "política de seguridad vial" para los motociclistas pretende "aglutinar a todos los sectores implicados" para "ver hasta dónde podemos llegar".

Comentó que sólo países como España, Francia e Italia tienen "una cultura de motos", y destacó que, por este motivo, el Parlamento Europeo "está pidiendo" que las distintas administraciones españolas se impliquen para liderar una política de seguridad vial que pueda servir de ejemplo al resto de los países de la Unión Europea.

No obstante, matizó que el éxito de esta política radicaría en la "auto-responsabilidad" e implicación, ya que, "es un problema de todos", añadió.

Por su parte, en declaraciones a la prensa antes de la inauguración de 'Trafic', el subdirector general de Movilidad de la Dirección General de Tráfico, Federico Fernández, afirmó que las medidas de protección pasiva en los guardarraíles "no servirán de nada" si los motociclistas no se conciencian sobre la necesidad de utilizar el casco.

Preguntado por los datos de siniestralidad en la carretera del último fin de semana, en el que murieron 32 personas -entre ellos siete motoristas, ocho jóvenes menores 18 años, y 12 personas cuya edad no superaba los 30 años-, Férnandez dijo que estos datos, sumados a los de los últimos años, "son preocupantes" y ponen de manifiesto la alta siniestralidad de jóvenes en las carreteras.