Archivo de Público
Jueves, 2 de Diciembre de 2010

Control cerebral, preciso en detección del autismo: estudio EEUU

Reuters ·02/12/2010 - 15:11h

Por Julie Steenhuysen

Investigadores estadounidenses están acercándose a un test preciso para detectar el autismo, un hallazgo que podría permitir anticipar el diagnóstico y el tratamiento de la condición.

La prueba, que emplea resonadores magnéticos tradicionales, detectó un 94 por ciento de los casos de una forma de autismo, informaron el jueves los expertos.

"Estos resultados son los mejores hasta el momento en la búsqueda de una base biológica para poder distinguir a aquellos (pacientes) con y sin la enfermedad", dijo Nicholas Lange, de la Escuela de Medicina de Harvard, que dirige el laboratorio de Neuroestadísticas del Hospital McLean, en Massachusetts.

Lange señaló que los hallazgos, publicados en la revista Autism Research, son muy preliminares, pero añadió que si se confirman en varios estudios más amplios, podrían reemplazar los test subjetivos que se usan actualmente para diagnosticar el desorden.

Y, según el experto, podrían también conducir a un mejor control y tratamiento de las personas con autismo, un complejo y misterioso desorden cerebral generalmente diagnosticado en la infancia temprana.

El autismo se caracteriza por dificultades en la interacción social, la comunicación y la comprensión de las emociones y conductas de otras personas.

Para el estudio, los investigadores del Hospital McLean y un equipo dirigido por la doctora Janet Lainhart de la University of Utah emplearon imágenes por resonancia magnética (IRM) preparadas para detectar patrones microscópicos de las conexiones cerebrales.

"No se necesita ningún equipo extravagante. Esto se realiza en todo el mundo", dijo Lange durante una entrevista telefónica.

El equipo realizó controles de este tipo en los cerebros de 30 personas con autismo y otras 30 personas sin la condición.

Los investigadores hallaron que el circuito cerebral es muy diferente en quienes padecen autismo, comparado con las personas con un funcionamiento cerebral normal, especialmente en zonas del cerebro relacionadas con el lenguaje y la función social y emocional.

A través del análisis de seis aspectos del circuito cerebral, el test pudo detectar correctamente a las personas diagnosticadas con autismo con un 94 por ciento de exactitud.

Un nuevo estudio con dos grupos diferentes de participantes mostró el mismo nivel de alta precisión.

Lange indicó que los resultados deberían ayudar a hacer más científico el proceso de diagnóstico del autismo, dado que dependería de una prueba en lugar de la evaluación subjetiva.

Asimismo, esto ofrecería la posibilidad de diagnosticar el trastorno más temprano, lo que podría ayudar a los niños afectados a que el tratamiento sea antes, cuando puede ser más efectivo.

Los desórdenes del autismo son diagnosticados en uno de cada 110 niños en Estados Unidos y afectan cuatro veces más a los niños que a las niñas.