Martes, 8 de Enero de 2008

La estación Feve de Gijón estrena un desfibrilador para atender paradas cardiacas

EFE ·08/01/2008 - 17:23h

EFE - La primera mujer maquinista de Feve, Sonia Marcos, conduciendo su su tren. Sonia, de 27 años y natural de Gijón, no tiene familiar alguno relacionado con el ámbito ferroviario y se presentó a las oposiciones porque era algo que le gustaba.

La estación de Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve) de Gijón ha inaugurado hoy un equipo desfibrilador, un aparato que contribuye a aumentar la supervivencia de la población en caso de parada cardio-respiratoria, ya que su efectividad durante el primer minuto es del 90 por ciento.

El presidente del Feve, Dimas Sañudo; el consejero delegado de la empresa instaladora Axia Ingeniería, Rafael Ispizua; y los concejales del Ayuntamiento de Gijón Pedro Sanjurjo y Pilar Pintos, han presenciado hoy una demostración de la utilización de este equipo que forma parte de una red cardiológica segura que la empresa ferroviaria colocará en sus principales estaciones y apeaderos.

Según Ispizua, en España se producen anualmente unas 25.000 paradas cardiacas, lo que significa que cada 20 minutos se produce un incidente de este tipo.

De estas 25.000 personas, unas 15.000 no llegan con vida al hospital y el objetivo de estos aparatos es actuar sobre el 10 por ciento de estos afectados, logrando salvar, al menos, a unos 1.500 al año.

Por su parte, Sañudo, que ha recordado que las cardiopatías son el tercer factor de riesgo de muerte en España, ha señalado que Feve viene trabajando en la instalación de esta red de desfibriladores desde hace tiempo y que la empresa se convierte así en la primera del ámbito ferroviario europeo en disponer de un sistema de estas características.

Sañudo ha resaltado que la apuesta de la compañía consiste en la "solidaridad", ya que el objetivo es que los usuarios, además de considerarse "viajeros y ciudadanos con derechos", se sientan "apreciados como personas".

Asimismo, ha destacado que se trata de una iniciativa pionera en Europa no sólo por sus características, sino porque se ha abordado desde una perspectiva global, puesto que no sólo se ha apostado por la instalación, sino también por la formación y la difusión a la sociedad.

Esta actuación supone una inversión de más de 300.000 euros que se destinarán a la instalación de conjuntos de seguridad cardiológica en las treinta y un estaciones y apeaderos con mayor volumen de pasajeros de las líneas de Feve en Asturias.

También se van a colocar equipos en nueve estaciones de Castilla y León, en los talleres de El Berrón (Asturias), Santander (Cantabria) y Ferrol (Galicia), así como en las oficinas centrales de la empresa en Madrid y en Vizcaya.