Archivo de Público
Miércoles, 1 de Diciembre de 2010

Robots facilitan cirugías menos invasivas por cáncer endometrial

Reuters ·01/12/2010 - 17:55h

Por Lynne Peeples

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres que serán operadas por cáncer de endometrio podrían optar con tranquilidad por una histerectomía mínimamente invasiva a cargo de un cirujano experimentado, con o sin asistencia de un robot.

Los autores hallaron que las dos técnicas avanzadas mínimamente invasivas dan resultados similares y suelen superar al procedimiento tradicional.

"Con una cirugía mínimamente invasiva en manos de un cirujano experimentado, las incisiones son más pequeñas, el dolor y el sufrimiento disminuyen, la visualización mejora y la recuperación es más rápida que con la operación tradicional", dijo el doctor Ceana Nezhat, de la Escuela de Medicina de la Emory University en Atlanta, que no participó del estudio.

"La robótica les facilita a los cirujanos el paso de la cirugía abierta a las técnicas menos invasivas", añadió.

Cada año, en Estados Unidos, se les diagnostica cáncer endometrial a más de 40.000 mujeres. El tratamiento incluye la extirpación del útero o histerectomía.

Al mismo tiempo, se extirpan los nódulos linfáticos para determinar el estadio del cáncer y si se necesita iniciar otro tratamiento.

El equipo del Instituto del Cáncer del Hospital de Florida, en Orlando, revisó ocho estudios publicados sobre casi 1.600 pacientes tratadas con una histerectomía y extirpación de nódulos por cirugía abierta, cerrada (laparoscópica) o asistida por robot.

La cirugía robótica es similar a la laparoscopía, sólo que los instrumentos y las cámaras están integradas a brazos robóticos que el cirujano controla a través de una consola.

El equipo robotizado proporciona mejor visión tridimensional, mayor rango de movilidad y movimientos más intuitivos a menor escala, a la vez que agrega unos miles de dólares al costo de la cirugía.

"Además, no importa cuánto café uno consuma a la mañana porque los movimientos no tienen temblores", dijo Nezhat.

Según la revisión, las cirugías mínimamente invasivas realizadas con la mano humana o con asistencia robótica tuvieron la misma duración y la misma hospitalización posquirúrgica.

Pero los pacientes perdieron la mitad de sangre con la cirugía robotizada que con la laparoscopía tradicional.

Ambas técnicas mínimamente invasivas prolongaron la cirugía más que la técnica abierta. Pero también acortaron la hospitalización y, además, la cirugía robótica redujo la pérdida de sangre.

También, la cantidad promedio de nódulos linfáticos extirpados fue la misma con la técnica robotizada y abierta, lo que sugiere que ambos enfoques incluyen la misma precisión profesional para determinar el estadio del cáncer endometrial.

La cantidad de complicaciones fue la misma con los tres métodos, publicó Obstetrics & Gynecology.

"El robot no reduce los errores humanos, pero facilita la cirugía", dijo el doctor Tommaso Falcone, de la Clínica Cleveland, en Ohio, que no participó del estudio.

"La robótica aumenta la posibilidad de realizar una histerectomía por vía laparoscópica. Pero si el cirujano es lo suficiente habilidoso como para realizar la cirugía laparoscópica sin el robot, los resultados serán los mismos", agregó.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, diciembre del 2010