Archivo de Público
Miércoles, 1 de Diciembre de 2010

En EEUU aumentan análisis del sida, pero no lo suficiente

Reuters ·01/12/2010 - 12:55h

Por Maggie Fox

Las guías que incluyeron a los exámenes del sida como parte de los controles de rutina ayudaron a que más estadounidenses se realicen los análisis, pero más de la mitad de los adultos aún no sabe si está infectado, reportaron el martes investigadores del Gobierno.

Casi 83 millones de estadounidenses se han sometido al test del virus del sida, 11,4 millones desde la publicación de las guías en el 2006, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

Pero 200.000 están infectados con el virus y no lo saben, advirtió su director, el doctor Thomas Frieden.

"Los números demuestran que es posible progresar", dijo Frieden en una conferencia de prensa.

"También muestran que el progreso es necesario. Ver una mejora constante en un período de apenas dos o tres años, creo que es bastante alentador. Es un progreso, pero no un éxito", aclaró.

Los CDC estiman que 1,1 millones de estadounidenses están infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida, con 56.000 nuevas infecciones por año.

El doctor Jonathan Mermin, de la agencia de salud, dijo que las personas que no saben que están infectadas son mucho más propensas a contagiar a otros con el virus incurable.

"Las personas que saben que son positivas reducen sus conductas riesgosas a la mitad", sostuvo Frieden.

Aunque la enfermedad no tiene cura, un cóctel de fármacos para el VIH puede mantener a la persona sana y ciertos estudios muestran que los pacientes infectados que toman los medicamentos son mucho menos propensos a transmitir el virus, que puede contagiarse a través de la sangre, el semen, la lecha materna y las agujas inyectables.

En el 2006, los CDC decidieron que en vez de que las personas tuvieran que solicitar un test de VIH, en efecto admitiendo que habían tenido una conducta riesgosa, todos deberían ser automáticamente analizados a menos que elijan no hacerlo.

"Debería ser una parte normal, rutinaria del cuidado" de la salud, dijo Frieden.

"Los datos de hoy muestran que estas recomendaciones contribuyeron a un significativo aumento en el número de estadounidenses que se analizaron por primera vez", agregó.

El año pasado, 82,9 millones de adultos de entre 18 y 64 años dijeron que se habían realizado el test de VIH, 11,4 millones de personas más que en el 2006. En aquel año, se analizó el 40 por ciento de los adultos estadounidenses, y en el 2009, el 45 por ciento.

"A pesar de este progreso, el 55 por ciento de los adultos y el 28,3 por ciento de los adultos con un factor de riesgo para el VIH no han sido analizados", destacó la agencia.

Y el 32 por ciento de las personas diagnosticadas con el virus en el 2007 desarrollaron sida a los 12 meses. "En otras palabras, estaban infectados con el VIH desde hacía años sin diagnóstico", dijo Mermin.

En promedio, una persona infectada tarda 10 años en desarrollar el sida si no es tratada.

En todo el mundo, más de 33 millones de personas están infectadas con VIH, 22,5 millones de ellas en el Africa subsahariana, de acuerdo a Naciones Unidas.