Archivo de Público
Miércoles, 1 de Diciembre de 2010

Gran Bretaña considera adoptar paquetes de cigarrillo en blanco

Reuters ·01/12/2010 - 12:53h

El Gobierno británico considerará la posibilidad de obligar a las compañías tabacaleras a vender paquetes en blanco para intentar reducir la atracción hacia el cigarrillo, de acuerdo a un documento sobre salud pública divulgado el martes.

El informe también sugirió que se estaba analizando una restricción contra la exhibición de productos de tabaco en los comercios, introducida por el Gobierno que perdió el poder en mayo. Las grandes firmas tabacaleras estaban intentando revertir la medida a través de la Justicia.

"El Gobierno evaluará si los paquetes en blanco de los productos de tabaco pueden ser una alternativa efectiva para reducir el número de personas jóvenes que comienzan a fumar y para ayudar a aquellos que están intentando dejar", indicó el documento.

El ministro de Salud, Andrew Lansley, informó que las enfermedades relacionadas al tabaco matan a 800.000 británicos por año y agregó que una de las prioridades de la salud pública es evitar que las personas adopten el hábito de fumar.

El informe dijo que el Gobierno debería asegurarse de reunir evidencias que demuestren que los paquetes en blanco mejorarían la salud y debería examinar las implicancias comerciales, legales y para la competencia que tendría el cambio.

Australia fue el primer país en adoptar este tipo de medida para disuadir el hábito de fumar.

De acuerdo a la nueva legislación australiana, que entraría en vigencia a partir del 2012, las compañías tabacaleras deberían eliminar el color, la marca y los logos de los paquetes de cigarrillos. La decisión está en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

El documento británico, titulado "Vidas Sanas, Gente Sana", es una amplia estrategia del Gobierno de coalición, formado por los conservadores y los demócratas liberales, para promover estilos de vida más saludables.

"También estamos considerando opciones para la exhibición de tabaco en las tiendas, reconociendo la necesidad de tomar medidas tanto para reducir el consumo como para disminuir los problemas para los negocios", dice el documento.

El previo Gobierno laborista dispuso que las tiendas debían guardar los cigarrillos debajo del mostrador en vez de exhibirlos en cigarreras.