Archivo de Público
Martes, 30 de Noviembre de 2010

La mitad norte de la península continúa en alerta amarilla por la nieve

EFE ·30/11/2010 - 08:15h

EFE - La bandera roja que prohíbe el baño, ondea en la playa de Punta Brava, en el Puerto de la Cruz (Tenerife), ayer como consecuencia del temporal de viento que azota el archipielago canario desde anoche.

El temporal de frío y nieve que recorre la península mantiene a más de 20 comunidades en alerta amarilla por riesgo de nevadas y afecta especialmente a las comunidades de Castilla y León, Galicia, Cataluña y Aragón, en las que más de cinco mil niños se han quedado hoy sin colegio.

La provincia de Huesca está en alerta naranja, nivel de riesgo importante, debido a la posibilidad de nevadas que podrían alcanzar una altura de entre 8 y 20 centímetros, ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Mientras, A Coruña se encuentra en alerta por fenómenos costeros adversos en la zona noroeste de la provincia.

En la comunidad autónoma de Castilla y León, la más afectada por el temporal, Zamora, León, Ávila, Soria, Burgos y Segovia han sido las provincias donde un mayor número de alumnos no han podido asistir a clase.

En cuanto a la previsiones para mañana, la inestabilidad se expande por la mayor parte de la geografía peninsular, dejando alertas amarillas costeras en las islas baleares, la ciudad autónoma de Ceuta y las provincias de Cádiz y Granada, donde también hay riesgo de nevadas.

Jaén, Cáceres, el sur y el este de Castilla-La Mancha, la sierra de Madrid, el pirineo aragonés, los Picos de Europa, la cordillera cantábrica y todas las provincias del País Vasco se mantienen en alerta amarilla por riesgo de nevadas.

En la comunidad autónoma de Canarias, muy afectada por las lluvias, las alertas han remitido a lo largo del día, y para mañana no se espera que haya riesgo importante de precipitaciones.

Puertos de Canarias y la compañía naviera Fred Olsen han acordado restablecer el servicio marítimo entre Gran Canaria y Tenerife, desde el puerto de Agaete, a partir de las 13:00 horas de hoy.

Los puntos más afectados de esta comunidad han sido los municipios de Gran Trajal y Tuineje, en el centro de la isla de Fuerteventura, donde el barro y las piedras arrastradas por las lluvias han derrumbado muros y han afectado a viviendas y vehículos.

En la zona sur de la isla de Gran Canaria algunos invernaderos de tomates y de pepinos han sufrido daños debido a las precipitaciones, con la consiguiente pérdida para los agricultores.

La Aemet prevé un descenso del temporal a partir del jueves, aunque la mayoría de las zonas montañosas de la península se mantienen en alerta amarilla por riesgo de nevadas.