Miércoles, 9 de Enero de 2008

La presión demográfica acaba con los corales del Caribe

Un macroestudio analiza 322 enclaves de 13 países caribeños para determinar las causas de su declive

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·09/01/2008 - 08:04h

Marine Photobank - Imagen de la construcción masiva en el Caribe.

Las iniciativas para crear áreas marinas protegidas en el mar Caribe están dando buenos resultados para la recuperación de las poblaciones de peces. Sin embargo, las barreras de coral están en declive y estas zonas de protección no son la solución. Un estudio ha analizado por primera vez 322 enclaves de 13 países caribeños para conocer el estado de los corales, peces y macroalgas, y cuál es la causa de su desaparición.

Su autor, Camilo Mora, de la Universidad de Dalhousie en Halifax (Canadá), argumenta que, aunque ya se conoce que los corales están en declive, hay mucho debate sobre la causa concreta. De acuerdo a los resultados de las observaciones, que publica Proceedings of the Royal Society of London, los cambios en el Caribe se deben al crecimiento de la población humana. Y la desaparición de los corales pone en riesgo a otras especies, incluyendo el tiburón, además de hacer peligrar actividades valoradas en 4.000 millones de dólares (2.716 millones de euros) como pesquerías, turismo y protección de la costa.

La elevada presión demográfica en el litoral es la causa principal de la mortalidad de los corales, la pérdida de peces y el aumento de las macroalgas. Según el análisis comparativo de los diferentes impactos humanos en el desarrollo de la costa, el incremento de aguas residuales y la presión pesquera para exportación ha sido la responsable de la mortalidad de los corales y el declive de peces, mientras que el cultivo de tierras, con el consiguiente vertido de productos químicos, ha provocado el crecimiento de las macroalgas. Además, la mortalidad de los corales se acelera con el calentamiento del clima.

Ecosistemas complejos 

Mora explica que los corales habitan en ecosistemas complejos de interacciones entre varios organismos. "Los depredadores se alimentan de los herbívoros, y estos de las macroalgas, que a su vez compiten con los corales por el suelo", expone en el artículo.

"A pesar de que las barreras de coral mejorarán con el control de las pesquerías, la expansión agrícola, las aguas fecales y el calentamiento del océano, sigue habiendo una amenaza por el crecimiento de la población", advierte. Se espera un aumento de 6.000 millones actuales a 9.000 millones de personas en 2050, lo que conllevaría una crisis ecológica a menos que se tomen medidas pronto, considera el autor. Para el estudio se analizaron bases de datos sobre densidad de poblaciones humanas, desarrollo en la costa, uso del terreno agrícola y registros de temperaturas, huracanes y enfermedades de los corales.