Archivo de Público
Lunes, 29 de Noviembre de 2010

Fármaco de Merck contra VIH falla en estudio de una toma diaria

Reuters ·29/11/2010 - 18:43h

Por Ransdell Pierson

Merck & Co informó que el uso de una dosis única de su fármaco Isentress contra el VIH fue menos efectiva que la dosificación cada 12 horas en un ensayo en etapa avanzada entre pacientes que no habían sido tratados anteriormente contra el virus que causa el sida.

A partir de los resultados iniciales desalentadores, el laboratorio estadounidense dijo el lunes que está finalizando el estudio de Fase III, que podría haberle allanado el camino para un mayor uso entre pacientes sin tratamiento previo.

El producto está aprobado para su uso con otras medicinas contra el VIH en los pacientes tratados previamente, así como también para quienes no se han sometido a terapia aún.

Se trata del único medicamento aprobado contra el VIH que funciona bloqueando la integrasa, una enzima que permite al virus insertar su material genético en el ADN humano.

"Si bien la aprobación de una píldora diaria habría sido un avance que podría haber generado con el tiempo un mayor uso de Isentress como primera línea, no vemos la noticia de hoy como algo muy negativo para las acciones" de Merck, señaló el analista de J.P. Morgan Chris Schott.

Las acciones de Merck caían un 1,4 por ciento a 34,36 dólares al inicio de la tarde en el Mercado de Valores de Nueva York, en medio de retrocesos generalizados.

Isentress es una de las medicinas de más rápido crecimiento de Merck. Sus ventas treparon un 41 por ciento en el tercer trimestre, a 278 millones de dólares, lo que la colocó en camino a convertirse en un líder en ventas de 1.000 millones de dólares anuales.

Schott mantuvo su pronóstico de ventas anuales de Isentress de 2.000 millones de dólares para el 2015 .

Un grupo del estudio con 775 pacientes recibió 800 miligramos (mg) de Isentress una vez por día, junto con otros tratamientos para el VIH. Otra cohorte recibió la dosis aprobada del fármaco de 400 mg dos veces por día, también en combinación con otras terapias estándar.

Después de 48 semanas, el VIH se ubicó en niveles indetectables en el 83,2 por ciento de los pacientes que recibieron el régimen de una toma diaria, lo que fue considerado inferior respecto del 88,9 por ciento de las personas que consumieron la medicina en dos tabletas por día.