Archivo de Público
Lunes, 29 de Noviembre de 2010

Usar estatinas a largo plazo disminuiría el riesgo de cálculos

Reuters ·29/11/2010 - 15:36h

Por Alison McCook

Los usuarios de estatinas para reducir el colesterol durante por lo menos dos años serían menos propensos a desarrollar cálculos biliares, revela un estudio sobre casi 2 millones de habitantes de Dinamarca.

En los que recibían por lo menos cinco recetas de estatinas, el riesgo de desarrollar los cálculos se redujo entre un 11 y un 24 por ciento. Y a más recetas, mayor descenso.

En tanto, los pacientes que habían comenzado a tomar estatinas tenían más riesgo de desarrollar cálculos biliares, que aparecen cuando la bilis acumulada y endurecida en la vesícula biliar se parte en trozos similares a pequeñas piedras.

Para el autor principal del estudio, doctor Rune Erichsen, del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca, eso tiene sentido.

Las personas reciben estatinas para bajar el colesterol, que es uno de los ingredientes de los cálculos biliares. Además, el colesterol elevado está asociado con la obesidad, la mala alimentación y otros factores que aumentan el riesgo de cálculos.

"Este es el motivo del aumento del riesgo de desarrollar cálculos biliares en los pacientes que acaban de empezar a tomar estatinas", dijo Erichsen. Pero, después de un tiempo, ese riesgo disminuye, lo que coincide con estudios previos.

Con variaciones de un país a otro, entre el 6 y el 50 por ciento de los adultos en el mundo occidental desarrollaría alguna forma de enfermedad en la vesícula biliar.

Las estatinas también son comunes en el mundo occidental: en Estados Unidos se recetan más que otros tipos de remedios y las usan uno de cada cinco adultos.

El costo oscila entre 11 y más de 200 dólares por mes, y se había demostrado que los fármacos aumentan la frecuencia de disfunción hepática, insuficiencia renal, debilidad muscular y cataratas en algunas poblaciones.

El equipo de Erichsen revisó datos nacionales de 1,7 millones de habitantes del norte de Dinamarca. Casi 33.000 personas desarrollaron cálculos biliares entre 1996 y el 2008.

En American Journal of Epidemiology, los autores indicaron que más del 5 por ciento de las personas que desarrollaron cálculos también tomaban estatinas.

'Pero tras considerar enfermedades asociadas con los cálculos biliares, como los problemas hepáticos y cardíacos, las personas con por lo menos cinco recetas de estatinas tenían tasas más bajas de cálculos biliares que las que no usaban los fármacos.

Aquellos con 20 o más recetas, por ejemplo, tenían un 24 por ciento menos posibilidad de desarrollar cálculos biliares que los no usuarios de estatinas.

Erichsen señaló que el estudio no prueba que las estatinas sean la causa directa del descenso registrado. "De todos modos, existen evidencias de que el uso prolongado de estatinas disminuye el riesgo de desarrollar enfermedad de la vesícula biliar", concluyó el autor.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, publicado 17 de noviembre del 2010