Archivo de Público
Viernes, 3 de Diciembre de 2010

Un museo inmerso

El Museo Subacuático de Cancún (MUSA) se inauguró la semana pasada con cuatrocientas figuras humanas esculpidas por el artista británico Jason Taylor. Los visitantes tendrán que calzarse unas aletas para verlas de cerca. El museo está localizado entre el balneario de Cancún e Isla Mujeres, a una profundidad de ocho metros, donde las 400 esculturas forman la silueta de un ojo, contempladas desde la superficie del mar. Todas las figuras fueron esculpidas a tamaño natural y para su elaboración, el artista utilizó materiales ecológicos, no contaminantes, que permiten la formación natural de coral, que ya ha comenzado a dar color a las esculturas.

PÚBLICO ·03/12/2010 - 08:12h

EFE/Jason de Caires - Las figuras se hallan a una profundidad de ocho metros, y solo pueden ser visitadas con snorkel o equipo de buceo /


EFE/Jason de Caires - Las esculturas descansan sobre una base de cemento de doce toneladas para evitar que la fuerza del oleaje las desplazase /


EFE/Jason de Caires - Para su elaboración, Jason Taylor utilizó materiales ecológicos, no contaminantes, que permiten la formación natural de coral /


EFE/Jason de Caires - Se trata de una nueva forma de hacer arte, que se vincula con la naturaleza, porque en el momento en que cada escultura entra al agua empieza a sufrir una transformación /


EFE/Jason de Caires - Todas las figuras fueron hechas a tamaño natural por Taylor, quien instaló un taller en la comunidad de Puerto Morelos, al sur de Cancún /


EFE/Jason de Caires - El museo subacuático ha sido promovido por las asociaciones náuticas y por grupos civiles preocupados por la conservación de los arrecies de coral que rodean toda la costa del estado de Quintana Roo /