Martes, 8 de Enero de 2008

Sarkozy afirma que Prodi y Zapatero le han pedido organizar expulsiones colectivas de inmigrantes

Las autoridades italianas y españolas niegan las palabras del presidente francés y aclaran que la Unión Europea se limita a organizar repatriaciones conjuntas desde diversos países.

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·08/01/2008 - 18:24h

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha asegurado que, junto a los primeros ministros de España, José Luis Rodríguez Zapatero, e Italia, Romano Prodi, se plantea la organización de operaciones de "expulsión colectiva" de inmigrantes en situación irregular en esos tres estados.

En rueda de prensa, Sarkozy no explicó en qué consistirían esas acciones ni cómo se organizarían, aunque sí precisó que los gobernantes italiano y español "me lo han pedido".

Representantes de las autoridades italianas y españolas se han apresurado a negar que se trabaje en expulsiones colectivas, sino que se realizan repatriaciones conjuntas. 

En julio de 2005 los ministros del Interior de cinco países europeos (Francia, España, Italia, Reino Unido y Alemania) acordaron en Evian (Francia) impulsar vuelos conjuntos de repatriación de irregulares para aunar esfuerzos y mejorar la eficacia de los mecanismos existentes.

Esa medida ha sido criticada por asociaciones de solidaridad con inmigrantes y por instituciones como el Consejo de Europa.

Las palabras del jefe del Estado francés, hoy en rueda de prensa, fueron en el marco de una reflexión acerca de la política de inmigración que lleva a cabo su Gobierno, censurado por la izquierda y por asociaciones cívicas, que la consideran restrictiva.

A este respecto, dijo que tanto Rodríguez Zapatero como Prodi han asegurado ya públicamente que no volverán a hacer regularizaciones masivas de inmigrantes, después de las que llevaron a cabo en años precedentes.

Política de cuotas 

Defendió la política de cuotas, de manera que las autoridades francesas fijen cada año el número de extranjeros que pueden ser necesarios para la economía nacional.

"Esa política de cuotas debemos aplicarla en funciones de las capacidades de acogida e integración. Es la única solución", dijo Sarkozy.

Respecto a la regularización de personas sin documentos legales de residencia, el presidente francés se preguntó que "si los aceptamos, ¿cómo convencer a otras personas que quieren venir de que pidan visados?".

La lucha contra la inmigración ilegal es también un medio para hacer frente a las redes criminales que la manejan, en opinión de Sarkozy.

Negar y matizar 

Ante las declaraciones del presidente francés, el ministro del Interior italiano, Giuliano Amato, aclaró que Italia no realiza "ninguna expulsión colectiva" sino que sólo prevé "medidas específicas de expulsión" a ciudadanos concretos y en base a la correspondiente autorización judicial.

La legislación italiana prevé todo "menos la posibilidad de realizar expulsiones masivas o de grupo", concretó. Amato pidió "no confundir las cosas" y señaló que los vuelos colectivos "los organiza la Unión Europea desde hace tiempo para repatriar a los inmigrantes clandestinos expulsados de diversos países".

Fuentes gubernamentales españolas precisaron a Europa Press que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero trabaja con la Unión Europea para llevar a cabo vuelos conjuntos de repatriación de inmigrantes.

España, Francia e Italia ya llevaron a cabo un primer vuelo conjunto de repatriación de inmigrantes rumanos en septiembre de 2005 y en virtud del acuerdo alcanzado unos meses antes por los países del G-5, que integra también a Alemania y Reino Unido.

Noticias Relacionadas