Martes, 8 de Enero de 2008

Llegan a España tres presuntos etarras extraditados hoy por el Reino Unido

EFE ·08/01/2008 - 15:14h

EFE - Zigor Ruiz Jaso, alias "Lukas", de 29 años (d); Ana Isabel López Monge, de 36, e Iñigo María Albisu Hernández (i), de 23, los tres presuntos miembros de ETA detenidos en abril del 2007 en Sheffield, norte de Inglaterra, a su llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) tras ser extraditados hoy a España. Los tres fueron detenidos por agentes de la brigada de extradiciones de Scotland Yard y la Policía del condado norteño de South Yorkshire, en colaboración con la Guardia Civil española.

Los tres presuntos miembros de ETA Zigor Ruiz Jaso, Iñigo María Albisu y Ana Isabel López Monge, extraditados hoy por el Reino Unido, llegaron a primera hora de esta tarde a la base aérea de Torrejón custodiados por agentes de la Policía adscritos a la Unidad de Cooperación Internacional.

Según datos del Ministerio del Interior, Zigor Ruiz Jaso, de 29 años, participó en el atentado perpetrado en febrero de 2006 contra el Instituto Social de la Marina de Motrico (Guipúzcoa).

Ruiz Jaso, quien ya había sido arrestado en otras tres ocasiones por actividades de violencia callejera y por su pertenencia a la organización juvenil "SEGI", tiene tres requisitorias judiciales por un delito de terrorismo, pertenencia a banda armada y ocupación de inmuebles.

Por su parte, Ana Isabel López Monge, de 36 años y natural de Bilbao, está presuntamente implicada en las actividades del comando "Olaia" de ETA, por lo que la Audiencia Nacional había ordenado su búsqueda, detención e ingreso en prisión por pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos.

El tercer extraditado, Iñigo María Albisu Hernández, de 23 años, también estaba reclamado por la Audiencia Nacional por pertenencia a organización terrorista y estaba implicado en diversos actos de kale borroka en la capital donostiarra.

Los tres presuntos etarras habían sido detenidos en la localidad de Sheffield, al norte de Inglaterra, el pasado 27 de abril y estaban reclamados por la Audiencia Nacional por pertenencia a banda armada.

El pasado 14 de diciembre, los tres presuntos etarras perdieron el recurso de apelación que habían presentado contra su entrega a las autoridades españolas.