Martes, 8 de Enero de 2008

La basura de Nápoles, a Paraguay

Un empresario italiano propone enviar los residuos urbanos acumulados por la huelga en el marco de "un proyecto con fines benéficos" del que se pueden aprovechar entre cinco mil y diez mil paraguayos.

EFE ·08/01/2008 - 17:59h

Un empresario italiano ha propuesto enviar a Paraguay, a través de una fundación de ese país, los residuos urbanos generados en la región de Campania (cuya capital es Nápoles), con lo que asegura que se resolvería, la llamada "crisis de la basura" que afecta a esa zona sureña y se beneficiarían unos 10.000 paraguayos.

Se trata de Francesco Avella, dueño de la empresa napolitana Avella SRL, que desde hace años exporta a Paraguay carbón para barbacoas, y que es miembro de la Fundación paraguaya "Jajohaihupa Ñandereta-Me.

Avella dijo hoy - el mismo día en el que el Gobierno italiano aprobó un plan de acción para hacer frente a la crisis generada por toneladas de basura sin recoger desde hace semanas- que su propuesta es "un proyecto con fines benéficos" del que se pueden aprovechar entre cinco mil y diez mil paraguayos.

El empresario, cuya sociedad tiene su sede en la localidad napolitana de Gragnano, ha propuesto enviar por barco a Paraguay entre 6.000 y 9.000 toneladas de residuos a la semana.

Obra benéfica 

Los residuos se enviarían en unos 200-300 contenedores y el coste sería de 275 euros por tonelada, según precisaron los medios locales. Avella precisó que más que el dinero que costaría al Estado italiano enviar los residuos, lo importante es que se trata de una obra benéfica.

Y es que, añadió, los residuos serían enviados a la fundación "Jajohaihupa Ñandereta-Me", que los donaría a poblaciones locales encargadas de la recuperación de materiales reciclables y de residuos orgánicos destinados a fertilizar las tierras.

"Todos ganarían", precisó Avella a Efe, en referencia a que se pondría fin en Campania a un problema que existe desde hace trece años y se ayudaría a miles de personas en el país suramericano.

Avella ha presentado su plan a las autoridades italianas, que son las que tienen la última palabra.

El Gobierno de Romano Prodi aprobó hoy un plan de acción para hacer frente a la crisis de las basuras que contempla, entre otras medidas, la creación de tres incineradoras en Campania y la apertura de varios vertederos.

El plan se acompaña de otras medidas extraordinarias y tiene como objetivo, según dijo el primer ministro, Romano Prodi, "dar al país una suficiencia completa en términos de recogida de basuras, evitando el recurso de la exportación de desechos".

Noticias Relacionadas