Martes, 8 de Enero de 2008

Bono: "Si tiene que haber bajas, que no sean nuestras"

El ex ministro de Defensa alude a las detenciones de dos presuntos etarras, uno de ellos hospitalizado por las lesiones sufridas en el arresto.

EFE ·08/01/2008 - 14:59h

José Bono, en una imagen de archivo. DANI POZO

El ex ministro de Defensa José Bono defiende que, si tuviera que dar un consejo a los guardias civiles en la lucha antiterrorista, les diría "que no haya bajas". Y si tiene que haberlas, "que no sean nuestras".

En declaraciones a RNE, Bono ha aludido a la detención de dos presuntos etarras el pasado domingo en Arrasate (Guipúzcoa), uno de los cuales se encuentra hospitalizado en San Sebastián debido a las lesiones sufridas en el arresto.

En este punto Bono ha pedido a los oyentes que se pusieran en el lugar de los padres de un guardia civil que tiene que detener "a dos canallas, a dos asesinos" que "llevan una pistola en el bolsillo".

"Que lo piensen, que reflexionen, que se pongan de parte de quien se tienen que poner", ha continuado Bono antes de asegurar que "ya está bien", porque si "todos tenemos derechos", incluidos los "asesinos", los guardias civiles también deben tenerlos.

"Si yo tuviese que dirigir un consejo a los guardias civiles, les diría que no haya bajas. Pero si tiene que haber bajas, que no sean nuestras", ha añadido.

Católico, monárquico y de izquierda

Preguntado sobre si es incompatible ser católico, monárquico y de izquierda, ha dicho que es cristiano y socialista como millones de españoles y que si estuviera prohibido ser ambas cosas "habría que cerrar la mitad de las iglesias y de las agrupaciones del PSOE".

También ha defendido el papel de la Monarquía y, en concreto el del Rey, al señalar que don Juan Carlos ha hecho por la Monarquía "mucho más que todos sus antecesores juntos".

Morirá "con las botas puestas"

Preguntado sobre su regreso a la actividad pública, el ex ministro ha insistido en que nunca se fue y en que, si Dios quiere, morirá "con las botas puestas, con el carné del PSOE y luchando por los mismos principios" por los que entró en ella.

Sobre la polémica suscitada en torno a las relaciones entre Iglesia y Estado ha subrayado que no piensa dejar ni sus ideas ni sus creencias" y, al respecto, ha dicho que no conoce "ningún país en el mundo que trate a la Iglesia católica mejor que en España".