Martes, 8 de Enero de 2008

La tripulación del barco de apoyo dice que el mal tiempo imposibilitaba el reto

EFE ·08/01/2008 - 13:37h

EFE - El nadador catalán David Meca durante la rueda de prensa que ofreció el pasado 6 de enero en el Palacio Autonómico de Ceuta al abandonar el hospital donde permació en observación, tras intentar ayer el triple cruce del Estrecho de Gibraltar.

Los tripulantes de una de las dos embarcaciones que acompañaron al nadador catalán David Meca en su intento de triple cruce del Estrecho de Gibraltar han asegurado que era imposible continuar la travesía por el mal tiempo.

Los ceutíes Gerardo Valero y David Robledo tripularon una de las embarcaciones de apoyo que acompañó durante su hazaña al campeón mundial, junto a dos barcos y dos embarcaciones de la Cruz Roja.

Gerardo Valero ha asegurado a los periodistas que "al principio todo iba muy bien, pero a medida que nos acercábamos a la costa de Marruecos las olas empezaron a crecer y tuvieron que pinchar a David Meca para cortar los vómitos y mareos".

Explicó que en el camino de vuelta hacia las costas de Tarifa "seguía empeorando el tiempo y le tuvieron que inyectar al menos dos veces más y le dieron varias pastillas", y añadió que "en el tercer cruce la situación ya era criminal, porque las olas comenzaban a desplazar fuertemente a los barcos y cada vez nos costaba más trabajo estar cerca del nadador".

Gerardo Valero ha indicado que el peor momento se vivió cuando una de las embarcaciones de Cruz Roja empezó a fallar porque "entraba mucha agua, y el motor lo acusó y tuvo que retirarse de la escena".

También ha resaltado que el impacto de una embarcación contra la espalda del nadador "fue una situación muy angustiosa porque los cuatro o cinco segundos que estuvo David Meca sumergido en el agua se hicieron interminables, aunque finalmente pudo salir para nuestra tranquilidad".

"El estado del mar era muy peligroso y resultaba casi imposible acompañar al nadador, por lo que se decidió que era mejor recogerlo y llevarlo hasta el puerto, pero no por decisión suya sino por la seguridad del equipo, que pasó muchos apuros", ha declarado Valero.