Martes, 8 de Enero de 2008

La oposición aplaza la concentración y prepara pleitos para denunciar el fraude en Georgia

EFE ·08/01/2008 - 12:12h

EFE - Miles de seguidores del candidato opositor georgiano Levan Gachechiladze protestan contra los resultados oficiales de las elecciones presidenciales en Tiflis, Georgia, el pasado domingo 6 de enero.

La oposición georgiana, que considera amañados los resultados de las elecciones presidenciales anticipadas del pasado sábado, decidió hoy aplazar la celebración de protestas callejeras y prepara la presentación de demandas judiciales.

El consejo coordinador de la oposición unificada informó de que no celebrará la concentración inicialmente prevista para hoy en el centro de la capital, sino que presentará una serie de denuncias a la Comisión Electoral Central (CEC) y los tribunales.

"Por ahora nos limitaremos a los métodos jurídicos para defender nuestros votos", dijo un portavoz del Consejo Nacional opositor, cuyo candidato, Leván Gachechiladze, fue el principal rival del líder georgiano, Mijaíl Saakashvili, en los comicios.

Según los últimos datos oficiales anunciados por la CEC tras escrutar los sufragios en 3.070 de los 3.512 colegios, Saakashvili obtiene un 52,1 por ciento de los votos, suficiente para adjudicarle la victoria ya en la primera vuelta electoral.

Gachechiladze, según esos datos, tiene un 24,98 por ciento, y los otros cinco candidatos presidenciales de la oposición no llegan al 7 por ciento de los votos.

De esta forma, la oposición ve esfumarse su esperanza de una segunda vuelta electoral que le permita unirse en torno a Gachechiladze, aunque se niega a reconocer su derrota y acusa a las autoridades de falsificar los resultados.

El alemán Dieter Boden, jefe de la misión de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR) de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en los comicios georgianos, dijo hoy que está dispuesto a estudiar las quejas de la oposición, pero subrayó que éstas deben "apoyarse en documentos, y no ser meras acusaciones".

El diputado opositor Kaja Kukava dijo que los representantes de Gachechiladze presentarán a la CEC "documentos que confirman que Saakashvili solo obtuvo en el país un 41 por ciento de votos, lo que no alcanza para la victoria en la primera vuelta".

"Exigimos la celebración de una segunda vuelta electoral", señaló el político, al explicar que el citado porcentaje se basa en datos obtenidos por la oposición directamente en las mesas electorales.

La oposición afirmó la víspera que exigirá invalidar la votación en unas 200 mesas electorales donde hubo "graves irregularidades", aunque un representante matizó que por ahora no cuestionan el resultado general de los comicios.

"Hemos comparado los datos obtenidos en las mesas electorales con los que publica la CEC, y la diferencia es sustancial. Entregaremos estos datos a las organizaciones internacionales y los apelaremos en los tribunales", dijo Tina Jidasheli, la portavoz del cuartel electoral de Gachechiladze.

Jidasheli precisó que las demandas judiciales serán presentadas el próximo viernes, pues "previamente hay que apelar formalmente los resultados en las comisiones electorales".

"Si no conseguimos que se abran procesos en los tribunales y no nos dejan posibilidades de demostrar la verdad, solo nos quedará tomar la calle, y entonces será el pueblo el que dará su respuesta a las autoridades", manifestó.

Sin embargo, el presidente de la CEC, Leván Tarjnishvili, replicó la víspera que los resultados oficiales publicados por la comisión son transparentes y pueden ser comprobados y demostrados.

"La oposición muestra a la prensa copias de no sé qué protocolos de mesas electorales, pero nosotros disponemos de los originales de esas mismas actas -firmadas, por cierto, por los representantes opositores-, y nos fiamos de esos documentos", subrayó.