Martes, 8 de Enero de 2008

Tres soldados de la ONU heridos tras estallar una bomba al paso de su vehículo al sur de Beirut

Los heridos se encuentran fuera de peligro

PÚBLICO.ES ·08/01/2008 - 14:14h

Tres soldados irlandeses de la FINUL (fuerza interina de las Naciones Unidas para El Líbano) han resultado heridos leves en un ataque con bomba a la entrada de la ciudad meridional de Sidón, según informaron a Efe fuentes médicas y militares.

En un primer momento varios medios aseguraron que el convoy alcanzado era español, por lo que dedujeron que los heridos también lo eran, pero el ministerio de Defensa español desmintió que ninguno de los miembros del contingente español haya resultado afectado. Sin embargo, los heridos eran irlandenses y  se encuentran fuera de peligro.


Fuentes de la FINUL dijeron a Efe que el artefacto fue accionado por control remoto, pero un leve retraso de unas décimas de segundo permitió que el vehículo en que viajaban los irlandeses, un todoterreno con las letras "UN" (ONU en inglés) bien visibles, no resultara alcanzado de pleno.

De los tres soldados heridos, uno resultó con leves rasguños y los otros dos fueron ingresados en el Hospital Hamud de Sidón, y su vida no corre peligro.

La televisión LBC mostró el coche alcanzado por la explosión, un todo terreno blanco con las siglas de la U.N. y con los vidrios rotos. Ningún grupo se ha responsabilizado hasta el momento de la acción.

El atentado se produjo a las 14,50 hora local y dejó un cráter de 70 centímetros en el suelo.

Inmediatamente, el ejército y la policía libanesas se dirigieron al lugar, comenzaron las investigaciones junto a la FINUL y cerraron el lugar con un perímetro de seguridad.

La FINUL subrayó que el atentado de hoy careció de la precisión de otro que acabó con la vida de seis militares españoles de la misma fuerza el pasado julio. Todo indica que los autores pueden ser otros.

Sin embargo, este atentado también se produce en un momento de repunte de la tensión entre Líbano e Israel, ya que hoy mismo se registró la caída de un proyectil Katiusha sobre territorio israelí, procedente del vecino Líbano.

Tercer ataque

Se trata del tercer ataque contra el contingente de 13.500 efectivos de FINUL desde que fuera ampliado tras 34 días de guerra entre Israel y las guerrillas libaneses de Hezbolá en agosto de 2006.

Tres soldados españoles y tres colombianos del contingente murieron cuando una bomba destrozó su vehículo en el sur de Líbano el 24 de junio del año pasado, el primer ataque de este tipo.

En julio hubo otra explosión junto a una carretera cerca de un puesto de FINUL, que no causó víctimas.