Archivo de Público
Viernes, 19 de Noviembre de 2010

La izquierda minoritaria pide una rectificación

ERC, IU-ICV, BNG y NaBai cargan contra las consecuencias de la reforma laboral

M. Á. M. ·19/11/2010 - 01:00h

M. Jara - Buenaventura pasa, ayer, delante de Rubalcaba.

El profundo desafecto de los grupos que ocupan la izquierda del PSOE hacia los ajustes estructurales reforma laboral y pensiones emprendidos por el Ejecutivo se sustanció ayer en su crítica unánime a la política del Gobierno en materia de empleo.

"Durante dos años, su política económica ha estado marcada por la improvisación, la indolencia y el oportunismo electoralista", reprochó el portavoz de ERC, Joan Ridao, a José Luis Rodríguez Zapatero. "El Gobierno parece empeñado en doblar el espinazo a trabajadores, clases medias y pensionistas", señaló el representante republicano al iniciar la batería de críticas de la izquierda minoritaria contra la estrategia del Ejecutivo frente al paro. "Hoy nos ha venido a decir que no habrá reforma de la reforma [laboral]", criticó Ridao, al reclamar a Zapatero que reconsidere el nuevo marco de empleo aprobado por el Parlamento porque "ensanchará la cañería del despido".

"La voz de los sindicatos"

Núria Buenaventura, representante de IU-ICV, se sumó a estos argumentos en el que fue su primer cara a cara con Zapatero. "No compartimos sus recortes y seremos la voz de las organizaciones sociales y sindicales en esta Cámara", advirtió, tras tachar de "optimistas" las perspectivas del Gobierno y denunciar que la reforma laboral "no crea empleo y aumenta la temporalidad y la destrucción del empleo indefinido".

"Señor presidente, en materia de empleo, a los brotes verdes ni se les ve, ni se les espera", criticó por parte del BNG su portavoz, Francisco Jorquera, que acusó a Zapatero de "seguir fiel a los dictados de los mercados y una Alemania de estricta obediencia a los dogmas neoliberales".

La portavoz de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, reprochó al Ejecutivo y al PP el "uso electoral y partidista" del drama del paro y denunció la "ineficacia" de la reforma laboral.